Comparte esto
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Si encuentras unos pequeños gusanos de alimentos en cereales, frutos secos, legumbres o incluso chocolate,  se trata de la larva de una polilla.

 

El nombre de estos gusanos de alimentos es plodia interpunctella, más conocida como polilla de la harina, polilla de la fruta seca o palomilla bandeada.  Es una polilla muy pequeña, que podemos encontrar en todos los hogares y bodegas del mundo, ya que se trata de un insecto “cosmopolita”, que se alimenta de los productos que tenemos  en nuestras despensas.

 

¿Es la misma polilla que se acerca a la luz en nuestros hogares?

 

Aunque pudiésemos confundirla, son totalmente diferentes, ya que la típica polilla que encontramos en la luz de nuestras casas, es mucho más grande y gorda y se alimenta principalmente de hojas en jardines y parques, no de nuestros alimentos.

 

¡Te estarás preguntando como esta polilla afecta tus alimentos! Una polilla hembra puede poner hasta 400 huevos, los cuales se pueden distribuir en una despensa perfectamente, luego siguen su ciclo de vida tal como lo describe la siguiente imagen:

 

 

La época de calor es ideal para su desarrollo. Si se cumplen las condiciones ambientales, el ciclo completo, de huevo a polilla, dura aproximadamente 30 días!

 

Por lo tanto encontrar gusanos de alimentos es  un indicador de una contaminación relativamente reciente (menos de 30 días).

 

¿Cómo entran los gusanos a nuestros alimentos?

 

Los gusanos de  polilla tiene la capacidad de perforar los envases de plástico, cartón  o papel para alimentarse y continuar el ciclo de crecimiento. Imagínense que las termitas pueden destruir una casa comiendo madera, perfectamente este gusanito puede perforar los envases.

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA