Comparte esto
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

Como hemos mencionado anteriormente, la polilla de la harina, deja sus huevos cerca de muchos tipos de alimentos, pero hay un grupo que es más propenso a esta invasión de larvas de polilla, entre ellos están los cereales, frutos secos, arroz, legumbres, pastas, harinas, leche en polvo e incluso  chocolate.

 

 

Por lo mismo, es muy importante cuidar estos alimentos dentro de nuestras despensas de las larvas de polilla, porque basta que uno de ellos se haya contaminado para que los otros puedan verse afectados producto de una contaminación cruzada. Recordemos que el ciclo de vida de estos invitados indeseables es muy corto en épocas de calor, por ende la reproducción de estos se puede dar en grandes cantidades y poco tiempo.

 

Esta polilla al estar en todo el mundo y en la mayoría de los hogares, se alimenta de muchos tipos de alimentos, tal como podemos apreciar en las siguientes imágenes.

 

              

 

Además de ser visible las larvas de polilla en un alimento contaminado, en algunos casos es posible percibir una  tela sedosa que debe ser identificada de inmediato como contaminación, ya sea en el mismo alimento o en los bordes de los envases o muebles.

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA