Los ácaros del polvo son insectos extremadamente pequeños que pertenecen a la familia de las arañas. Viven en el polvo de las casas y se alimentan de las células muertas de la piel que las personas arrojan regularmente. Muchos tenemos alergia a los ácaros.

 

Los ácaros del polvo pueden sobrevivir en todos los climas y en la mayoría de las altitudes. Crecen y prosperan en ambientes cálidos, prefiriendo aquellos a 70 ° F (21 ° C) y 70 por ciento de humedad relativamente.

 

Causas de las alergias a los ácaros del polvo

 

Una alergia es la respuesta del sistema inmunológico a una sustancia desconocida, que generalmente no es dañina para el cuerpo. Estas sustancias se llaman alérgenos. Pueden estar en ciertos alimentos, pólenes y ácaros del polvo. Las personas que son alérgicas a los ácaros del polvo tienen malas reacciones a los insectos en general, usualmente.

 

Es posible que tu hogar esté relativamente limpio, pero no se necesita mucho para crear un entorno adecuado para los ácaros. De hecho, la habitación promedio suele ser el lugar ideal para ellos.

 

Los cojines de ropa de cama, alfombras y muebles atrapan y retienen la humedad, permitiendo que estos pequeños insectos aparezcan. Se puede experimentar un aumento de síntomas de alergias con el tiempo a medida que continúa respirando las partículas de desechos de los ácaros del polvo.

 

También podrías leer: ¿Qué tipos de larvas podemos conseguir en la despensa?

 

Medidas preventivas en contra de alergias por los ácaros del polvo

 

  • Usar fundas de cama a prueba de alérgenos en el colchón y almohadas. Las cubiertas completas son excelentes opciones, por su tejido apretado, se evita que los ácaros entren en las camas.

 

  • Lavar toda la ropa de cama en agua caliente al menos una vez a la semana. Esto incluye sábanas, fundas de almohadas, mantas y cubrecamas. Luego, la puedes secar en secadora caliente, o bajo la luz solar natural que hay en los meses de verano.

 

  • Usa un acondicionador de aire o deshumidificador para mantener la humedad relativa dentro de la casa, entre 30 y 50 por ciento. También puedes comprar un filtro de aire de partículas de alta eficiencia.

 

  • Comprar solo juguetes de peluche lavables y lavarlos con frecuencia, además mantenerlos fuera de las camas. Puedes desempolvar objetos de la casa con  frecuencia, usando una toalla, trapeador húmedo o engrasado.

 

  • Deshacerte del desorden y evita acumular polvo. Dedica tiempo a limpiar las cortinas y los muebles tapizados.

 

  • Reemplaza todas las alfombras con pisos de madera, baldosas o vinilo, si es posible. Usa la aspiradora regularmente.

 

Y para finalizar, es recomendable que las personas con alergias severas a los ácaros del polvo traigan a casa a otras personas para realizar estas tareas.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA