Cada día en nuestros hogares encontramos alimentos procesados, es decir, alimentos que no están en su estado natural. Las técnicas de conservación de alimentos se emplean desde tiempos antiguos con el objetivo de prolongar la vida de los productos alimentarios evitando su deterioro. Además, aporta ventaja en cuanto a ahorro de tiempo y energía en su preparación.

 

¿Prefieres alimentos congelados o te gusta aplicar algún otro método de conservación?

Revisemos más a fondo lo que son alimentos congelados y alimentos en conserva:

 

Alimentos congelados

Congelar los alimentos es un método frecuente. Esto protege el color, sabor, humedad, contenido, y valor nutritivo. En los alimentos congelados el agua se transforma en hielo, lo que paraliza el proceso natural de degradación y su crecimiento bacteriano. La ventaja del alimento congelado es que presenta las mismas características naturales y nutricionales que un alimento fresco, por lo general no lleva aditivos añadidos.

 

Además, son de fácil preparación, cómodos de cocinar, se pueden comprar en cualquier periodo del año. Las verduras y frutas de estas características también aportan vitaminas y nutrientes al plan de alimentación.

Es importante tomar en cuenta ciertas normas para congelar si optamos por esta forma para conservar los alimentos, como por ejemplo:

 

  • Antes de congelar carnes y aves se debe eliminar toda grasa y huesos
  • El pescado se debe congelar limpio de escamas
  • Antes de congelar verduras y hortalizas hay que blanquearlas
  • Los huevos no se deben congelar enteros porque se rompe la cáscara.

Tip: El congelador en casa debe limpiarse al menos 2 veces al año, aunque sería ideal la limpieza mensual para desinfectar.

 

Quizás te interese: ¿Cómo limpiar el refrigerador y cada cuánto tiempo?

También puedes leer: ¿Cuáles son los alimentos que caducan primero

a temperatura ambiente?

 

Es fundamental que, si vamos a consumir alimentos congelados, tengan un bajo aporte de grasas y altos contenidos en vitaminas. Para eso se pueden buscar alimentos como pescados, frutas y verduras congeladas, y restringir las que tienen un alto contenido calórico, como la tortilla de papas o los carbohidratos en general.

 

Alimentos en conserva

Los alimentos en conserva son comidas naturales y nutritivas que han sido envasadas en recipientes sellados, con medios que impiden su degradación o la proliferación de los microorganismos que propician el deterioro. Dichas conservas tienen la facultad de perdurar por mucho tiempo, mientras el recipiente permanezca cerrado completamente, sin permitir el ingreso del aire. Una vez que se abren ya no tendremos ninguna de estas ventajas de almacenamiento y conservaciòn.

 

Las conservas son el “fondo de despensa” de cualquier cocina. Ahí siempre encontraremos latas de atún, espárragos, aceitunas o alcachofas que pocas veces aprovechamos en los platos regulares de las comidas. Se usan como aperitivos o para matar el hambre hasta el almuerzo.

 

Como desventajas, se puede mencionar que el proceso de conservación, aunque sea el óptimo, suele incluir más sal, azúcares y conservantes de los que conviene consumir de forma regular.  Y deben ser especialmente cuidadosas las personas que sufren diabetes, obesidad o presión alta. También hay que tener en cuenta hasta qué punto los alimentos mantienen sus propiedades nutritivas o si se degradan debido al paso del tiempo.

 

¿Con qué método te quedarías?

 

En Cuido Mi Despensa te ayudaremos a que tomes la decisión que consideres mejor, con sencillas recomendaciones que puedes aplicar.

 

¿Te gustaría saber más?haz clic aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA