Los alimentos no perecibles reúnen una serie de características que los hace perdurar por periodos prolongados. Su gran ventaja es que duran por mucho tiempo en la despensa, siempre y cuando la mantengamos en condiciones óptimas. 

Si quieres saber cómo adecuar tu cocina para que tus alimentos duren más, continúa leyendo este artículo. 

Alimentos no perecibles 

Los alimentos no perecederos son aquellos que pueden durar más de seis meses en la despensa, siempre y cuando su empaque original no haya sido abierto o alterado. Por sus condiciones de empaquetamiento factores como el tiempo, la humedad, la presión y la temperatura no los daña para el consumo.

La mayoría vienen envasados en recipientes de frascos, lata, plástico o tetrapack. Son ideales para ser comprados al por mayor y para llevar a viajes largos, ya que no requieren refrigeración. Es más, tienen una larga vida, pudiendo ser almacenados hasta por un año o dos. 

Sus características los hacen indispensables en la cocina, porque además, la mayoría de estos alimentos son fáciles de preparar; incluso algunos como el atún, el jurel o las verduras y frutas en conserva se pueden comer de forma directa, sin una preparación previa. 

Te podría interesar:  Frascos herméticos: Una alternativa para mantener tus alimentos frescos

¿Qué alimentos son no perecibles?

La lista es larga, pero para no hacerla tan extensa las hemos agrupado en categorías. La gracia de estos alimentos es que algunos los podrás almacenar en tu despensa y otros en el refrigerador. Toma nota: 

  1. Sopas y fideos instantáneos: 

Estos alimentos pueden perdurar hasta unos 6 meses en la alacena y lo mejor es que son fáciles de preparar. Solo requerirán de agua o leche, en el caso de las cremas, para tener un plato delicioso cuando no tengas mucho tiempo para cocinar. 

  1. Atún y jurel enlatado:

Los puedes encontrar en agua o aceite y no requieren de preparación previa. No solo perdurarán por mucho tiempo, sino que también puedes llevarlos en tus viajes o paseos de picnic. 

  1. Fideos y pastas

Todos los tipos de fideos que vienen envasados pueden ser almacenados por mucho tiempo. Solo se debe tener precaución una vez abiertos, ya que lo ideal es mantenerlo en envases herméticos para evitar que la humedad y otros factores ambientales lo deterioren. 

  1. Arroz, quinoa y cuscus

Estos granos también perduran por mucho y al igual que los fideos, lo ideal es que se guarden en recipientes herméticos para así evitar que bichos y otros factores ambientales los contaminen.

  1. Legumbres

Su gran aporte nutricional los hace imprescindibles en la cocina. Además, perduran por mucho tiempo en la despensa. También, una vez cocinados pueden ser congelados por hasta 3 meses. 

  1. Verduras y frutas congeladas

Las verduras y frutas pueden ser congeladas en el refrigerador por hasta tres meses. Es una técnica que puedes emplear para prolongar la vida útil de estos alimentos. Eso sí debes considerar que para ser consumidos deberás cocinarlos, puesto que pierden su frescura. 

  1. Mermeladas, miel y jarabes

Estos alimentos se pueden almacenar por mucho tiempo, pero siempre se debe estar atento al color y olor que producen para reconocer su estado. Lo importante es que estén en envases herméticos bien cerrados para evitar que se echen a perder. 

  1. Frutos secos

Mientras no estén en zonas de humedad estos alimentos pueden perdurar por mucho tiempo, incluso son transportables para comer en cualquier lugar. Solo asegúrate de taparlos bien para conservar sus propiedades. 

  1. Aceites, vinagre y leche

Estos productos líquidos pueden ser almacenados a temperatura ambiente, solo debes tener la precaución de no apilarlos para que sus envases no se deterioren y conservarlos de forma segura. En caso de la leche, una vez abierta, debes refrigerar y consumir en un máximo de 5 días. 

Consejos para almacenarlos adecuadamente

Si bien alimentos como el atún, las verduras y frutas en conserva cuentan ya con recipientes apropiados para ser almacenados, hay otros alimentos que no y que requieren de que tu despensa esté en óptimas condiciones para guardarlos. Sigue los siguientes consejos para cuidar tus alimentos no perecibles: 

  1. Limpia la despensa y procura que esté en buenas condiciones para evitar que los insectos contaminen tus comidas. Debes mantener el aseo, eliminar residuos de comidas y colocarla en un espacio fresco y libre de humedad. 
  2. Te recomendamos guardar los alimentos por fecha de caducidad para evitar que estos expiren en la despensa. Te puedes fiar que durarán mucho tiempo, pero sin darte cuenta pasarán los meses o años sin que los aproveches.
  3. Siempre debes almacenar los granos en frascos herméticos. Así lograrás que tus alimentos perduren por más tiempo y que no se deterioren por factores ambientales. 

Te recomendamos leer: ¿Qué verduras se pueden congelar?

Cuida tus alimentos con nuestros consejos

Preservar la comida ayudará a que puedas ahorrar y sacar un mejor provecho a tus alimentos. Cuidar tu despensa es una tarea fácil, solo debes ser constante y aplicar los tips que te compartimos en nuestro blog cada semana. 

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA