Las colaciones saludables son muy importantes en la actualidad, pues son una alternativa para mantenernos correctamente nutridos durante el día.

 

El problema: hay poco tiempo para cocinar, debido a la gran cantidad de labores que debemos realizar a diario

 

¡Pero no te preocupes! En Cuido Mi Despensa lo sabemos, y por eso te traemos una novedosa y rápida manera de preparar tus snacks para la semana: con las sobras de tu despensa. 

 

… Sí, leíste bien. 

La importancia de las colaciones saludables

Los también denominados “snacks”, son los alimentos que se comen entre el desayuno, almuerzo, once y comida. Para que sean sanos, deben aportar nutrientes y no excederse en calorías. 

 

Consumir este tipo de colaciones es muy beneficioso para la salud, ya que ayuda al metabolismo, y a mantenernos nutridos y saciados antes de las comidas. 

 

Comer y nutrirse es un desafío en la actualidad, ya que necesitamos alimentarnos bien, pero lamentablemente contamos con poco tiempo para hacerlo. Por eso, una buena colación es fundamental para rendir bien.  

 

Si tienes niños en edad escolar, esto es esencial, ya que fraccionar las comidas a lo largo del día, sirve entre otras cosas, para que se concentren en clases (Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile). 

5 opciones de colaciones saludables con restos de comida

Sabemos que es complejo comer bien cuando se tiene poco tiempo. Sí, difícil, pero no imposible, porque se pueden hacer colaciones sanas, de una forma fácil, rápida y económica: con restos de comida. He aquí cinco ideas. 

1. Sandwich 

¿Te sobró palta, queso fresco y/o atún? No los botes, porque pueden ser la base de una exquisita hamburguesa. Después les agregas tomate, lechuga y ¡listo!

2. Tortillas 

Si te quedaron espinacas o acelgas cocidas del día anterior, reutilízalas en una tortilla. 

 

Para prepararla, solo necesitas mezclar harina con huevos batidos, agregar verduras, sal y freír. En un par de minutos tendrás tu colación o la de tus niños. 

3. Snack vegetales

Cuando tienes restos de ensaladas crudas, lo mejor es guardarlos para la colación. 

 

Por ejemplo, si te quedaron pedazos de pepino, zanahoria o zapallo italiano, ¡córtalos en juliana para que se transformen en tu snack para el trabajo!

4. Smoothies

Si te quedaron pedazos de fruta, ocúpalos para hacer un smoothie.

 

Lo primero: para que tus frutos duren más, guárdalos en bolsas aptas para congelar. Así cuando quieras ocuparlos, solo los descongelas y listo. 

 

Para preparar la bebida, añade la fruta descongelada a una licuadora, añade un ingrediente líquido o cremoso (yogurt, por ejemplo), y voilá: un rico smoothie. 

 

Esta opción es ideal para enviar de colación a tus niños. 

5. Frutos secos 

¿Hiciste algún pastel o queque, y te quedaron pedazos de nueces o almendras? Pues guárdalos! Cuando los quieras de snack, los pones en un recipiente de colación y listo. 

 

También puedes leer: Restos de comida: 7 ideas para aprovecharlos al máximo 

 

Ya sabes cómo hacer colaciones sanas con restos de comida. ¿Quieres más ideas para tus snacks saludables? Obtenlas aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA