¿Te preguntas cómo conservar frutillas para que duren más tiempo? Llegaste al sitio adecuado. Sabemos que a veces no alcanzas ni siquiera a disfrutarlas, porque a pocos días de comprarlas, debes botarlas porque están descompuestas. 

 

Por eso,  aquí te mostramos los secretos para extender la frescura de tus fresas. Así que toma nota. 

¿Cómo conservar frutillas? 3 claves

Estas frutas son extremadamente sensibles, por lo que se estropean fácilmente. La buena noticia es que esto se puede revertir, el secreto: combatir a sus tres enemigos. 

 

  1. Transporte
  2. Calor
  3. Frío 

Te recomendamos: Maneras de conservar frescas las frutas y verduras por tiempo prolongado 

 

Dicho eso… 

El método para guardar en el refrigerador

Este proceso mantiene tus frescas frescas por apróximadamente 1 semana. 

1. Chequea

Parte por revisar tus frutillas, si hay alguna que esté estropeada, bótala, para evitar que contamine al resto. Quédate solo con las que estén en buen estado. ¿Cuáles son esas? Las de color rojo intenso, brillosas, secas y sin hongos. 

2. No laves

La humedad daña tus fresas, así que ni te ocurras lavarlas. Si estás pensando en que las consumirás sucia, ¡descuida! Eso no ocurrirá, ya verás por qué. 

3. Usa papel absorbente

Elige un recipiente hermético para guardar la fruta. Cuando lo tengas listo, forra su interior con la toalla de papel,  para que tus fresas se mantengan secas.  

4. Separa

Dispone las frutillas sobre el colchón secante, cuidando que quede un espacio entre una y otra. Esto evitará que se contaminen. 

5. Tapa

Hazlo con toalla de papel. 

6. Deja que respire

Usa el recipiente semitapado, para que puedan estar en contacto con el aire. ¿Has visto que en los supermercados las venden en envases con agujeros? Es justamente para que transpiren, no se humedezcan ni se oscurezcan. 

7. Refrigera 

Guarda tus fresas en el refrigerador hasta por 7 días. Seca, lava y corta el tallo solo de las que vas a consumir.  

 

Ok, y ¿cómo conservar frutillas en el congelador?

Con este método, que te extenderá su duración hasta por 6 meses. 

1. Lava

Con un chorro de agua, cuida de no excederte para evitar que queden con agua. 

2. Seca 

Usa papel absorbente para quitar todo el exceso de agua. 

3. Corta

Quítales el tallo y pícalas en dos. 

4. Etiqueta 

Ponle nombre a la bolsa hermética que usarás. ¿Sabes cuál? La fecha de congelado. Así sabrás hasta cuándo puedes consumir tus fresas.  

5. Guarda

Echa tus fresas y preocúpate de que quedan separadas.

6. Congela 

Ponlas en un lugar visible, para te sea más fácil consumirlas.

 

¡Ya sabes los pasos para mantener tus frutillas frescas por más tiempo! Conoce más trucos de conservación de frutas y de otros alimentos, aquí

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA