Desde niños, hemos visto que en nuestra cocina, las especias y condimentos se guardan en frascos. Ya sea, las que se llevan a la mesa como la sal, pimienta, vinagre y aceite, o las que se usan para cocinar como el tomillo, la canela, el romero, entre otros. Por lo mismo, existen muchas razones por las cuales es recomendable guardarlas en frascos o especieros.

 

¿Cuáles son las vulnerabilidades de las especias?

 

1.- Su empaque es frágil

 

La mayoría de las especias y condimentos que compramos vienen en bolsas. Si bien existen algunas que ya vienen en frasco propio, lo normal es que en los supermercados y almacenes las encontremos en pequeñas bolsas de plástico. Por esto mismo, su empaque es muy fácil de romperse. Tanto así que no es casual que encontremos rastros de las mismas especias dentro de las góndolas del supermercado donde se venden, ya que incluso se pueden dañar con el tacto.

 

2.- Se dañan con la humedad

 

Si, las especias y condimentos se dañan con cualquier cambio en el ambiente. Si está muy húmedo, lo más probable es que pierdan su sabor. También existen algunas que pierden textura o se agruman. Por lo mismo, si estás cocinando en una olla, no es recomendable que eches desde el mismo envase o especiero ya que puedes introducir vapor a la misma.

 

3.- El sol las daña.

 

Si, el exceso de luz solar también tiende a dañar algunas especias y condimentos. La mayoría de ellas ya vienen secas de fábrica, por lo que no es necesario ponerlas nuevamente al sol, ya que vienen en su punto justo.

 

4.- El aire contamina su sabor

 

Al tener todas las especias y condimentos juntos, sin envases herméticos, es posible que algunas que son más sensibles traspasen su sabor profundo a otras. Por lo mismo, hay que tener cuidado con las especias y los condimentos que se usan en las preparaciones dulces (colapez, canela) y las saladas (tomillo, orégano).

 

5.- Son propensas a insectos.

 

Si bien algunas especias espantan a los insectos por su fuerte aroma, como el ajo, la canela y los clavos de olor, el hecho de que sean plantas también implica que algunas larvas, arañas y otros parásitos se oculten en estas bolsas.

especias y condimentos

 

 

¿Cómo puedo conservar bien mis especias y condimentos?

 

-Usa especieros y frascos pequeños en vez de dejar los sobres abiertos. Una vez que ya compremos nuestras especias y condimentos, es importante que las guardemos en un lugar fresco y seco, alejado del sol y de cualquier otra cosa que pueda dañarla. Lo ideal es que sea en envases herméticos o que tengan ranuras pequeñas para dosificarlos.

 

-Pon granitos de arroz en algunos envases. Los granos de arroz absorben la humedad de cualquier especia o condimento, por lo que te permite prevenir la humedad. Es ideal para ponerlo en los especieros de sal, que suele aglomerarse.

 

-Seca correctamente algunas de tus especias caseras. Muchas personas cultivan sus propias especias, como el tomillo, romero y la menta. Si lo vas a hacer, toma en cuenta que muchas de ellas necesitan de un secado especial, por lo que solo en este caso, es bueno ponerlas al sol durante un tiempo, en un frasco hermético sin humedad, para que no se produzca moho.

 

Si sigues nuestros consejos, todos tus condimentos y especias estarán seguros, sin insectos ni parásitos que los puedan dañar. Con Cuido Mi Despensa, ahorrarás sin duda alguna. ¡Sigue leyendo más consejos aquí!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA