Las moscas son unos de los insectos más molestos en la época de calor en Chile, ya que suelen aparecer en casi todas partes de Santiago. Por lo mismo, muchas personas optan por soluciones químicas para eliminar las moscas.

 

Sin embargo, sacarlas a través de este método es riesgoso ya que siempre tenemos la latencia de contaminar nuestros alimentos y otros lugares, si es que no lo aplicamos cuidadosamente.

 

En Cuido Mi Despensa queremos mostrarte algunas técnicas simples para disminuir la aparición de este insecto en nuestros hogares y evitar malos ratos.

 

1.- Eliminar fuentes orgánicas que atraigan a las moscas

 

Este es el primer paso fundamental para eliminar a las moscas, ya que hay muchas cosas que evitamos manejar que las atraen, por lo que debemos limpiar ciertos lugares en nuestro hogar que puedan ser hogar fácil de ellas.

Los alimentos olvidados, lugares con poca limpieza y las fecas de los animales son las fuentes más comunes que atraen a estos insectos en nuestras casas, por lo mismo, es vital quitarlos apenas los veamos.

 

Cualquier resto de materia orgánica puede ser hogar de estos insectos. Lo importante es hacer una limpieza a fondo, para evitar una proliferación masiva.

 

2.- Apagar las luces y cerrar las ventanas en las noches.

 

Como muchos otros insectos, las moscas tienen fototaxia, es decir, se sienten atraídas por la luz, así como los zancudos y las polillas.

 

Por lo mismo, las ampolletas de luz fría y los tubos fluorescentes son los que más atraen insectos, por lo que si tienes de estos dentro de tu casa, es mejor que cierres la ventana antes de encenderlas.

 

En todo caso, si quieres evitar luces que atraigan a los insectos, las ampolletas LED de luz cálida son la solución ideal ya que estas no emiten luz infrarroja (invisible para el ojo humano) que es el elemento que les llama la atención.

 

3.- Regar el jardín durante las noches.

 

El jardín es otro lugar más que sirve de hogar para nuestros insectos, lo cual está bien ya que muchos permiten que nuestras plantas se polinicen y se mantengan sanas.

 

Por esto, es que no debemos usar químicos para quitarlas de nuestro jardín, ya que se corre el riesgo de contaminar y causar más problemas.
Como la humedad es uno de los elementos que más atrae a los insectos, lo ideal es regar durante las noches y evitar hacerlo en exceso.

 

Cuando uno riega en las noches, evita que se evapore el agua en los días de calor. Por lo mismo, no necesitamos de tanto líquido para que se mantengan bien nuestras plantas.

 

Lo más importante es no dejar pozas que puedan servir de hogar a insectos como las moscas y los zancudos, que suelen ser muy molestos en primavera y verano.

 

Desde ya, sigue los consejos de Cuido Mi Despensa para mantener sano tu hogar, sin problemas de insectos ni plagas. Para leer más consejos, haz clic aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA