Las bajas temperaturas del invierno crean un ambiente ameno para conservar alimentos a temperatura ambiente. Pese a ello, hay resguardos que se deben tomar para evitar que estos se echen a perder por un mal almacenamiento. 

Presta atención a los siguientes consejos. Te guiaremos en el correcto almacenaje de frutas, verduras y todo tipo de alimentos que hay en tu cocina. 

Conservar alimentos en casa 

Cuando compras alimentos en la feria, en el supermercado o en el negocio del barrio, esperas que estos perduren lo suficiente para ser aprovechados en las comidas diarias. Y es que cuidar los alimentos tiene un impacto en el bolsillo y se procura que este no sea malgastado en alimentos que serán desechados. 

Pese a que estemos en invierno y que las temperaturas ayudan a preservar por más tiempo los alimentos, hay que tener cuidado en identificar cuáles de estos pueden quedar a temperatura ambiente y cuáles requieren de refrigeración para su conservación. 

Por ello, conocer las condiciones de almacenamiento de cada producto alimentario que consumimos es clave para aprovecharlos al máximo. Cada alimento tiene su propias condiciones de almacenamiento, por ello debemos adecuar la despensa y el refrigerador para generar las óptimas condiciones para que los alimentos perduren. 

Te recomendamos leer: Frascos herméticos: Una alternativa para mantener tus alimentos frescos

Almacenando frutas y verduras

Cada fruta y verdura estacional tiene sus criterios de almacenamiento. Algunas necesitan refrigeración y otras basta con dejarlas a temperatura ambiente, pero en entornos libres de humedad. 

Frutas y verduras que deben ir en el refrigerador:

  • Manzanas
  • Alcachofas
  • Espinaca
  • Espárrago
  • Acelga
  • Verduras de hojas verde (lechuga, berros, repollo)
  • Brócoli
  • Coles de Brusela
  • Zanahoria
  • Apio
  • Champiñones

Frutas y verduras que deben ir en la despensa

  • Paltas 
  • Kiwis
  • Naranjas y mandarinas
  • Peras
  • Manzanas
  • Plátano
  • Papas
  • Cebollas
  • Ajo
  • Betarraga
  • Pimentones 
  • Tomates

Para almacenar alimentos en el refrigerador debes considerar que este debe tener una temperatura de 0° a 5° C. Por otro lado, debes procurar que la despensa esté libre de humedad para evitar la descomposición acelerada de los alimentos.

conservar alimentos

Productos en el congelador

Todo tipo de carne, sea pollo, pavo, vacuno o cerdo, deben ir al congelador. Solo si compras un tipo de carne que será consumida dentro del día puedes almacenarlo en el refrigerador. Eso sí, lo importante es que estos productos sean porcionados antes de ser guardados; eso porque no es bueno que las carnes sean congeladas y descongeladas en reiteradas ocasiones. 

Si compras frutas y verduras congeladas, debes almacenarlas en el congelador, pues en el refrigerador perderán la cadena de frío que necesitan. 

También puedes guardar en el congelador productos ya cocinados. Solo debes esperar a que estos se enfríen para luego guardarlos en un recipiente hermético e ir a la nevera. 

conservar alimentos

Tips generales para conservar alimentos en invierno

El cuidado y aprender a conservar alimentos siempre será la mejor opción para evitar que estos se echen a perder. No es un proceso complicado de aplicar, solo requiere disciplina y tener conciencia sobre los productos alimenticios que compraremos según nuestro consumo semanal o mensual. 

Revisar siempre la fecha de caducidad, consumir primero los alimentos que llevan más tiempo en la despensa y comprar acorde al consumo que hay en el hogar, son las acciones que te ayudarán en la tarea de conservar alimentos sin desperdiciarlos. 

  1. Revisar fecha de caducidad

Percatarse de ello al momento de comprar como también revisar en la despensa los alimentos que tenemos almacenados es un criterio importante para la conservación de alimentos. De esta forma evitamos que los alimentos queden obsoletos y sean desperdiciados.

  1. Ordena por fecha de caducidad

En línea con el punto uno, tanto el refrigerador como la despensa organízala según la fecha de caducidad de los productos. Tienes tres paquetes de arroz, pero uno vence en dos meses y los otros dos en un año, pues ten a mano el que caducará pronto; así lo aprovecharás en un rico y nutritivo plato de comida. 

  1. Utiliza frascos herméticos

Guarda los alimentos no perecibles en frascos herméticos. Las legumbres, cereales, arroz,  fideos y frutos secos necesitan estar libres de humedad y de plagas de insectos para no deteriorarse. Usa envases de vidrio y herméticos mantendrán a salvo tus ingredientes hasta ser cocinados. 

  1. Compra lo necesario

Cuando vayas a la feria o al supermercado, calcula la cantidad de alimentos que realmente se consumen en casa por periodo. Por ejemplo, los alimentos no perecibles puedes comprarlos en grandes cantidades, pues estos duran entre 1 o 2 años almacenados. Pero no se puede aplicar ese criterio para los productos orgánicos como frutas y verduras. Si en tu casa comen pocas manzanas no tiene sentido comprar 5 kilos de manzana que en 2 semanas se echarán a perder. 

Realiza una compra consciente. Revisa siempre qué productos hacen falta en tu hogar y cuáles son los que más se consumen y cuáles no. Dependiendo de si son perecibles o no perecibles, calcula cuánto comprar y cuántas veces al mes visitarás la feria para comprar tus frutas y verduras frescas. 

Te podría interesar: Verduras y hortalizas: ¿Cómo conservarlas?

Cuida tus alimentos para aprovecharlos al máximo

Sabemos lo importante que es para ti no desperdiciar tus alimentos, por ello te compartimos tips sencillos para que apliques en tu despensa. Parte de una alimentación sana también es aprender a conservar alimentos para que puedas incorporarlos en todas tus comidas y que estas no terminen en la basura. 

Te invitamos a leer más consejos para cuidar tus alimentos y la despensa en nuestro blog. Todas las semanas tenemos artículos para ti. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA