En el último tiempo, hemos tenido una variedad de aceites enormes a disposición de nosotros para cocinar. Ya no solo tenemos aceite vegetal, maravilla u oliva en las despensas. También se han sumado el aceite de canola, de coco, de chía y muchos más, pero ¿Cuál es el mejor aceite para cocinar? Es una gran pregunta que intentaremos resolverte.

 

Aunque todavía hay debate sobre los detalles, la mayoría de los especialistas recomienda cocinar con el clásico aceite de oliva. Hay miles de razones para confiar en este emblemático ingrediente que se encuentra hace muchos años en nuestras despensas.

¿En que es mejor este aceite para cocinar?

 

Según un artículo del New York Times, si comparamos una cucharada de aceite de oliva con una cucharada de aceite de coco, el de coco contiene seis veces más grasas saturadas, casi el límite de 13 gramos de la ingesta diaria recomendada por la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por su sigla en inglés). La ingesta de grasas saturadas está relacionada con altos índices de lipoproteínas de baja densidad o colesterol “malo”, que aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares con el aceite para cocinar.

 

Además, el aceite de oliva, uno de los ingredientes principales de la dieta mediterránea tan saludable para el corazón, contiene beneficiosas grasas polinsaturadas y monoinsaturadas.

 

“De los dos aceites, el de oliva es una mejor opción puesto que las grasas monoinsaturadas pueden tener un efecto benéfico en el corazón si se ingieren con moderación y si se utilizan para reemplazar las grasas saturadas y grasas trans de la dieta”, comentó en un correo electrónico Annessa Chumbley, dietista colegiada y portavoz de la AHA. Hace unos meses, la organización emitió una recomendación en la que reiteraba la sugerencia para los consumidores de reemplazar las grasas saturadas con grasas no saturadas para prevenir las enfermedades cardiovasculares. También se les pedía a los consumidores que pensaran en un panorama que incluyera un patrón de alimentación saludable.

 

mejor aceite para cocinar

 

Aunque algunas investigaciones han relacionado el principal tipo de ácido graso saturado en el aceite de coco, el ácido láurico, con altos niveles de lipoproteínas de alta densidad o colesterol “bueno”, al parecer el aceite de coco sigue elevando los niveles de colesterol “malo”. Aun así, el aceite de coco podría ser una mejor opción que otras fuentes de grasa saturada. En un extenso estudio reciente, se descubrió que el ácido láurico no incrementaba el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares tanto como otros tipos de ácidos grasos saturados, como el ácido palmítico, que es esencial en la mantequilla.

 

Los defensores del aceite de coco señalan que es rico en fitoquímicos que poseen propiedades antioxidantes saludables. Qi Sun, profesor adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, afirma que si bien es cierto que el aceite de coco extra virgen, al igual que el aceite de oliva extra virgen, contienen fitoquímicos, gran parte del aceite de coco que se comercializa está refinado y posee pocos antioxidantes. Pero incluso si el aceite de coco que utilizas es extravirgen, “los efectos de la grasa saturada superan cualquier efecto benéfico de los antioxidantes”, agregó.

 

Por supuesto, nosotros no ingerimos grasas, colesterol ni antioxidantes, sino alimentos. De modo que, aunque, en efecto, el aceite de coco no es tan milagroso como muchos creen, no hay necesidad de excluirlo por completo, en especial si se utiliza en lugar de la mantequilla o grasa en alimentos horneados o para agregar sabor a platillos como el curry. No obstante, como regla general, cocinar con aceite de oliva es una mejor elección para tener una buena salud en general. Por lo mismo, opta por el típico aceite de oliva como tu opción para cocinar.

 

Fuente: New York Times

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA