Siempre es bueno realizar cada tanto una limpieza general en casa. Pero sin duda, uno de los espacios que requiere más trabajo es la cocina. Con el paso del tiempo terminamos acumulando comida, latas y conservas que van ocupando lugar y generan desorden.

 

Con la llegada de la primavera y los primeros días de calor, solemos abrir las ventanas de casa, guardar la ropa de invierno y poner en orden cada rincón, por eso la despensa no es la excepción.

 

En Cuido Mi Despensa te contamos el paso a paso para poder limpiar esos espacios de la cocina y así conservar mejor los alimentos . Recuerda que contar con zonas limpias y desinfectadas es beneficioso para que no aparezcan polillas.
Limpiar la despensa en 7 pasos

 

1 – Sacar todo lo que haya

 

Lo primero es vaciar totalmente la despensa para que limpiar sea mucho más simple. Te llevarás una gran sorpresa cuando veas cosas que ni te acordabas que tenías allí. Este tipo de espacios son perfectos para acumular y acumular alimentos.

 

Incluso se puede aprovechar el momento, tirar alimentos vencidos y reordenar algunos otros. Incluso puedes hacer una lista para el supermercado de qué es lo que hace falta para tener siempre a mano en la despensa.

 

2 – Quitar restos de alimentos

 

Una vez que no quede nada, lo ideal es realizar una limpieza general con un paño húmedo o seco para terminar de eliminar restos de alimentos o lo que haya estado guardado en la despensa.

 

3 – Aplicar productos de limpieza

 

En el mercado existen distintos tipos de productos de limpieza que sirven para desinfectar la zona. De esta manera nos aseguraremos de eliminar distintos tipos de bacterias o insectos. Lo importante luego de limpiar es esperar un rato a que se seque y se ventile la zona.

 

4 – Colocar protectores

 

Antes de comenzar a guardar nuevamente los alimentos, es necesario colocar algún papel o protector en cada estante para proteger aún más la despensa.

 

5 – Guardar algunos productos en frascos

 

Ahora que todo está impecable y super limpio se puede comenzar a guardar algunos alimentos como arroz o fideos – por ejemplo – en frascos y así conservarlos mejor. Incluso podrás deshacerte de paquetes y envases que tienden a quedar abiertos, dejando expuestos a que se derramen los alimentos y ensucien nuestra despensa.

 

6 – ¿Qué poner en la parte de adelante?

 

En cualquier casa siempre hay ciertos alimentos o productos que son de mayor uso. Sal, aceite y algunos aliños son los preferidos al momento de cocinar, por ello lo ideal es tenerlos al alcance de la mano.

 

No cometas el error de dejarlos en el fondo de la despensa porque será muy incómodo.

 

7 – Separar los alimentos según su envase

 

Hay personas que buscan la perfección y además de limpiar quieren ir un poco más allá. Para que la despensa se vea impecable se pueden colocar todas las latas juntas en un estante y todos los paquetes en otro.

 

¿Cada cuánto tiempo se debe limpiar la despensa?

 

Lo ideal sería poder mantener ordenada la despensa y, una vez por mes, hacer una limpieza general como mencionamos anteriormente.

 

Ten presente que cada cierto tiempo hay que desechar los paños que se usan para limpiar ya que con el uso cotidiano -por más que se laven- pueden conservar gérmenes y bacterias.

 

En Cuido Mi Despensa buscamos ayudarte a que cuides cada área de tu casa. Así tendrás una despensa ordenada y limpia para que todos los alimentos se conserven mejor y por más tiempo.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA