Comer legumbres es muy rico y nutritivo, lo que las hace perfectas para incorporarlas en cualquier dieta. Es más, son ideales para acompañar todo tipo de comida en distintas épocas del año.

 

Un plato con lentejas, porotos o garbanzos entregan al cuerpo muchos de los nutrientes que necesita para estar al 100% a lo largo del día.

 

A continuación encontrarás algunos tips y consejos para que se conserven mejor y por más tiempo.

 

Conservar legumbres: ¿Cuánto tiempo es el máximo sugerido?

 

Una de sus principales características es el tiempo que pueden duran. Su composición hace que se conserven perfectamente por más de un año, aunque lo recomendable es que no se pase el año y medio, dado que irán perdiendo sus beneficios y nutrientes.

 

Características del lugar en que se guarden las legumbres

 

La mayoría de las personas optan por dejarlas en una despensa porque es una zona fresca en la que no entra luz. Además, las despensas evitan que puedan ingresar muchos tipos de insectos que afecten, no sólo a las legumbres sino también a otros tipos de alimentos que allí se encuentren.

 

Al momento de abrir el envase en el que vienen cuando se compran, puedes pasarlas a un recipiente de vidrio donde la conservación de las legumbres será mejor. Reserva un espacio exclusivo en tu despensa para lentejas, porotos o las que más te gusten.

 

Y si ya están cocidas, ¿cómo hay que mantenerlas frescas y ricas?

 

¿A quién no le pasó haber calculado mal y cocinar demasiada comida? Muchas legumbres siempre rinden más de lo que aparentan por lo que en más de una ocasión termina sobrando una gran cantidad.

 

Lo conveniente es guardar lo que sobra en el refrigerador, pero ojo, siempre en recipientes o potes que estén herméticamente cerrados. De esta manera se mantienen mejor para que al momento de usarlos o acompañarlos de otra comida estén como recién cocinados.

 

Ahora ya conoces de qué manera conservar las legumbres para que no pierdan el sabor y se mantengan perfectas por mucho tiempo.

 

Legumbres congeladas, siempre listas para usar

 

En la época la que vivimos siempre andamos apurados, sin tanto tiempo para dedicarle a la cocina, por eso es bueno tener a mano legumbres en el congelador para que nos salven en situaciones de apuro.

 

Una vez que tengas tus legumbres, debes ponerlas en un colador para que se terminen de escurrir bien. Luego, lo ideal es que las dejes en una bandeja grande para que estén separadas. Una vez que se congelen, puedes sacarlas y meterlas en una bolsa o pote para mantener las legumbres en el congelador.

 

¡Aprovecha al máximo las legumbres y renueva tus clásicos platos de cada día con un toque de color y sabor!

 

Ahora, cuando necesites una porción de lentejas o garbanzos por ejemplo, simplemente sacas del congelador la cantidad que vayas a usar, y podrás completar tu almuerzo con alimentos nutritivos.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA