Si la polilla de la harina llegó a tu hogar, lo más probable es que quieras eliminarla para evitar que continúe dañando tus alimentos, ¿no? 

 

El problema es que su reducido tamaño y sigilosidad, hacen mucho más difícil combatir este molesto insecto. 

 

En todo caso, ¡no te preocupes!, porque aquí tienes cinco consejos para eliminar esta plaga para siempre. 

La polilla de la harina

Es una insecto pequeño, que en su etapa de larva daña alimentos almacenados, como el arroz, cereales y legumbres.

 

Se le considera una plaga primaria, ya que daña gravemente estos productos, hasta el punto de dejarlos inconsumibles. 

 

Un dato: una hembra de este gusano, puede poner hasta 400 huevos, los cuales al estar en fase de larva, se alimentan de los alimentos que tienes guardados. 

 

Por si esto fuera poco, se sabe que este insecto puede penetrar en papel, cartón e, incluso, plástico. Así que son pocos los productos que pueden estar a salvo de esta plaga. 

 

Te recomendamos: ¿Qué es una larva de polilla? Descúbrelo aquí 

El problema 

Si encuentras estos insectos en tu cocina, lo más probable es que quieras deshacerte de ellos. Sin embargo, no es tan sencillo, porque sus características dificultan identificar su presencia para eliminarlos. 

 

El también llamado gusano de los alimentos, es pequeño y de un comportamiento tan sigiloso, que muchas veces se ignora su presencia. De hecho, en su búsqueda constante de comida, aparece en rincones o grietas, haciendo que sea imperceptible hasta en las cocinas más limpias. 

5 consejos para eliminar la polilla de la harina 

La buena noticia es que puedes combatir esta plaga, siguiendo estos sencillos tips. 

1. Identifica

Detectar la presencia de esta plaga es fundamental para poder eliminarla. Si observas alguna de estas señales, es probable que este insecto se encuentre en tu despensa.

 

  • Insectos parecidos a las mariposas
  • Orificios en los paquetes de legumbres, harina, arroz, entre otros. 
  • Larvas (gusanos pequeños de color amarillo o marrón claro) en los alimentos o cerca de ellos. 

2. Aspira

Pasa la aspiradora por toda tu despensa, en especial por los rincones. Los lugares oscuros, estrechos, calurosos y húmedos, son los preferidos por las larvas. 

 

Es muy importante que saques todo rastro de esta plaga, porque recuerda que si quedan huevos en las superficies, después se convertirán en gusanos que se comerán tus alimentos. Esto no es menor, considerando que las hembras ponen hasta 400 huevos, ¡sí 400!

3. Limpia

Además de desinfectar tu despensa, bota todos los alimentos contaminados por esta plaga,. ¿La idea? Evitar que se siga expandiendo. 

4. Seca 

Después de la limpieza, es muy importante que seques todas las superficies, incluyendo los utensilios de cocina (en caso de que hayan estado en contacto con la larva).  La razón es muy simple: evitar la proliferación de la plaga. Recuerda que a estos insectos les gustan los lugares húmedos. 

5. Previene su reaparición 

Para ello es importante que realices los pasos 1, 2, 3 y 4 de manera constante. Así evitarás que vuelvan a reaparecer. 

 

Un tip: haz esto proceso con mayor periodicidad en verano y en  invierno, justo cuando se experimentan las temperaturas favoritas de esta polilla, calor y frío. 

Quizás te interese: ¿Cómo evitar el gusano de la harina?

 

Ya sabes cómo exterminar al polilla de la harina de tu despensa. ¿Tienes dudas o sugerencias sobre este tema? No dudes en contactarnos, encantados las resolvemos.

 

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA