¿Quieres saber cómo hacer arroz integral y que te quede perfecto? 

 

Sabemos que gracias a sus propiedades nutricionales, el consumo de este arroz es ampliamente recomendado por especialistas en nutrición y salud, como la Clínica Mayo

 

El problema es que por mucho que quieras seguir estas sugerencias, preparar arroz integral parece un reto, ya que tiende a quedar duro o apelmazado.

 

Pero descuida, conseguir el arroz perfecto es posible. Solo considera estos secretos. 

Hacer arroz integral: un desafío

En realidad no lo es, lo parece. 

 

La razón es la siguiente: el arroz integral requiere una preparación especial, debido a que tiene características distintas a las del arroz blanco. 

 

La versión integral tiene más fibra, vitaminas y minerales, pues cuando se procesa solo se le extrae la cáscara del grano, a fin de conservar el salvado y el germen. 

 

Nutricionalmente eso es muy bueno, pero al momento de cocinarlo requiere cuidados especiales, que distan del arroz blanco que estamos acostumbrados a cocinar. 

¿Por qué es importante prepararlo correctamente?

Un arroz integral mal cocinado, pierde los nutrientes que nuestro organismo necesita para funcionar bien. Además, no es agradable comer un plato que sabe mal, con granos duros o apelmazados.

 

Por eso, es importante prepararlo bien para disfrutar de sus beneficios nutricionales y de su característico sabor. Hay muchos platos en los que se puede incluir para aprovechar al máximo este cereal. 

5 secretos para hacer arroz integral y que te quede perfecto

1. Almacénalo correctamente

En ocasiones, el arroz queda mal porque está en mal estado. Por eso es muy importante que lo conserves bien, lejos de las fuentes de luz y calor para evitar que se oxide y tome mal olor y sabor. 

 

Te recomendamos: Envases de vidrio: la importancia de guardar alimentos en frascos

2. Fíjate en las instrucciones del envase

Hay muchas variedades de arroz integral, y cada una puede tener un requerimiento especial para que quede perfecto. Así que siempre acomoda las recomendaciones general al tipo de arroz que estás cocinando. 

3. Evita lavarlo, prefiere sofreírlo

La razón es la siguiente: al enjuagar el arroz, pierde sus nutrientes. Por eso, mejor rehógalo en una cucharada de aceite, para mejorar su sabor y evitar que se apelmace. 

4. Agrega al menos tres partes de agua por taza de arroz

Por regla general, el arroz integral requiere más líquido que el arroz blanco. Ahora bien, ¿por qué no te damos una medida específica? Preferimos darte un mínimo, porque las cantidades pueden variar dependiendo de la marca que elijas, pero nunca serán menos de tres veces. 

5. Revisa cada cierto tiempo

Dependiendo del tipo de arroz integral, la cocción puede ir desde los 20 a los 45 minutos. Por eso, fíjate cómo está a los 20; si aún le falta, vuelve a verlo cada 5 minutos para evitar que se reseque. 

Tip extra: 

No esperes que el arroz integral te quede como el arroz blanco, porque su gracia es justamente ser distinto. Puedes experimentar poniéndole condimentos, verduras, lo que quieras. 

 

También puedes leer: ¿Cómo cocinar arroz y que te quede perfecto? 

 

Recuerda que la práctica hace al maestro.

 

Ya tienes los tips para cocinar el arroz integral perfecto. Ahora a implementarlos.

 

Y mientras lo haces, conoce más sobre los alimentos de tu despensa y conviértete en un especialista en la cocina

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA