Encontrar larvas en tus alimentos es sumamente desagradable. Abrir algo de nuestra despensa y encontrar insectos puede ser traumático para cualquier persona que solo quiere cocinar.

 

Sin embargo, muchas veces nuestros alimentos tienen larvas, pero aún no están vencidos. Entonces ¿Por qué pasa eso si la fecha de vencimiento es el límite para consumirlos?

 

Definamos de partida qué es una fecha de vencimiento: esto es el límite recomendado por la empresa reproductora para consumir el alimento. Posterior a eso, el alimento baja notablemente su calidad, componentes y echarse a perder.

 

Sin embargo, la fecha de vencimiento solo corre si el alimento está conservado en las condiciones recomendadas del fabricante y sin abrirse. Si este ya ha sido sacado del empaque, tampoco se puede asegurar calidad.

 

¿De dónde provienen las larvas que aparecieron en estos alimentos?

 

Las larvas pueden provenir de muchas partes. Por ejemplo, el lado exterior del envase, los lugares en que se transporta y nuestra propia despensa. Incluso, a pesar de que creamos que se encuentra bastante limpia.

 

Toma en cuenta que, por ejemplo, una polilla puede poner hasta 300 huevos en pocos minutos, por lo que puede ser dañina sin que nos demos cuenta.

 

¿Qué puedo hacer si se encuentran alimentos con larvas?

 

La larva es un estado intermedio del insecto. Ya ha pasado un tiempo de ser huevo y está crecida para convertirse dentro de pocas semanas en una polilla o bicho desagradable.

 

Lo más rápido que podemos hacer en caso de que encontremos esa larva es desechar el alimento por completo, ya que puede contener muchas larvas sin que nos demos cuenta.

 

Otra cosa que se puede hacer en caso de que las larvas sean visibles y se puedan sacar, es congelarlo por unos días, ya que el frío es letal para ellas.

 

¿Qué puedo hacer para prevenir el contagio de larvas?

 

Prevenir el contagio o la aparición de larvas es muy fácil, pero implica tener consciencia de lo que tenemos que hacer y convertirlo en una costumbre para mantener nuestra despensa.

 

Lo primero es limpiar bien cada rincón de nuestra despensa, ojalá con líquidos limpiadores que puedan sacar los huevos de las paredes, ya que muchas veces no se logran eliminar por estar incrustados.

 

Lo otro que se debe hacer (y que alarga la vida de nuestro alimento) es cambiarlo de envase, ya que estos son sumamente susceptibles al contagio de huevos y larvas.

 

Es ideal que esto se haga en envases duros, de vidrio o herméticos, que permitan evitar la humedad y que otros insectos puedan contagiarlo o incubar huevos cuando no nos demos cuenta.

 

Si tengo larvas en los alimentos y me di cuenta después, ¿es posible de que me haya contagiado?

 

Las larvas son insectos que, como dijimos, son muy susceptibles a los cambios de temperatura. Probablemente, si cocinaste algo a una temperatura alta o muy baja, la larva se haya eliminado por completo, por lo que no deberías tener problemas, aunque siempre es bueno desechar el ingrediente para evitar estos incidentes.

 

Ya lo sabes. Sigue los consejos de CuidoMiDespensa y alargarás la vida útil de tus alimentos. ¡Conoce más datos aquí!

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA