Generalmente las legumbres y vegetales no son muy amigables para los niños, sin embargo, es muy importante alimentar a los pequeños de la casa con estos alimentos que le brindan nutrientes, vitaminas y minerales que le ayudan en su desarrollo.

 

Los garbanzos son ricos en fibra, regulan un sistema digestivo saludable, previniendo el estreñimiento y disminuyendo el colesterol. También tienen alto contenido de potasio, calcio, hierro, vitaminas C, B1, B2, B3 y B6 que contribuye al desarrollo normal del cerebro y mantener sano el sistema nervioso e inmunitario.

Alimento de superhéroe

Por lo antes expuesto, podemos considerar al garbanzo como un súper alimento indispensable en la dieta de nuestros hijos, por eso te diremos algunas alternativas creativas para hacer a esta legumbre más atractiva para ellos.

 

Te podría interesar: 4 tipos de legumbres que siempre debes tener en tu despensa

 

1 | Humus: Puré de garbanzo

cómo hacer garbanzosPara los más pequeñitos que apenas están comenzando a comer platos fuertes, puedes preparar humus -puré de garbanzo-, es fácil de consumir, de textura suave y agradable al paladar.

 

Para preparar humus, debes cocer el garbanzo, una vez que estén blandos, licuarlos con un toque de ajo y sal, aceite de oliva, perejil y pimiento dulce hasta crear una pasta homogénea, regula su espesor agregando caldo al batido. Puedes agregarle zapallo, betarraga o algún ingrediente adicional para variar los colores y sabores.

 

2 | Falafel: Albóndigas de garbanzo

cómo hacer garbanzosEste plato, al igual que el anterior, es de origen árabe y una forma entretenida y diferente de comer garbanzo, incluso puede que el niño ni se dé cuenta que está ingiriendo una legumbre por su parecido a las albóndigas tradicionales.

 

Puedes hacerlo con garbanzo crudo o cocido. Debes dejar los garbanzos en remojo por toda una noche, luego escurrirlos, licuarlos con cebolla, zanahoria, ajo, perejil sal y pimienta al gusto hasta adquirir una pasta homogénea, que deberás moldear en forma de albóndiga y freír en abundante aceite.

Las puedes acompañar en salsa de yogur para mayor disfrute.

 

3 | Hamburguesas de garbanzo


Una de las formas más sencillas de que tus hijos coman garbanzo a gusto, es presentársela como una de sus comidas favoritas ¡Una hamburguesa! para ello toma la misma pasta resultante para el falafel y dale forma de hamburguesa, pero antes de freír, pásala por harina para darle consistencia.

 

4 | Cómo hacer garbanzos: Croquetas rellenas

Otra forma de darle utilidad a la masa del falafel y hamburguesas, es haciendo unas deliciosas croquetas rellenas, para ello, envuelve un trozo de carne de tu preferencia -pollo, vacuno, cerdo-, previamente cocida o un trozo de jamón o tocino, dale forma ovalada o circular y pon a freír en aceite hirviendo. Sin duda una forma distinta de ver y saborear los granos de garbanzo.

 

5 | Canelones de pavo y humus

Con la primera receta prepararemos este plato exquisito para toda la familia. extiende lonjas de jamón de pavo en una bandeja, agrégale una cucharada de humus y enrollalo formando una especie de cilindro ¡Y ya está!

 

También puedes leer: ¿Cómo puedo cuidar las legumbres de mi despensa por largo tiempo?

 

En Cuido Mi Despensa nos preocupamos de que tú y tu familia cuente con alimentos seguros para su consumo, pero también queremos brindarles alternativas para disfrutar de ellos de la mejor manera. Si quieres conocer más de nosotros presiona aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA