La despensa es más que solo un mueble donde guardamos productos alimenticios, ya que este espacio representa una barrera que los mantiene alejados de plagas que puedan contaminarlos, por ello debemos brindarle el preciso cuidado y atención que merecen y aquí te diremos algunas recomendaciones para darle una debida mantención a este preciado rincón de nuestro hogar.

Cuidados para la despensa que debes considerar

No olvidemos que estos alimentos son los que servimos en nuestra mesa y satisfacen a nuestra familia, así que cualquier daño o contaminación puede afectarles tanto a ellos como a nosotros mismos; es por esta razón que no debemos descuidar la despensa. Aplica estos tips que te presentaremos a continuación y descansa con la tranquilidad de saber que tus alimentos están bien protegidos.

1. Limpieza y desinfección constante de la despensa

Es sumamente importante que hagamos limpieza y desinfección de la despensa con cierta frecuencia; de esta manera podemos detectar cualquier posible problema a tiempo y evitamos la proliferación de posibles plagas que hayan llegado allí. Además de ello, esto reducirá el riesgo de que ocurra una contaminación cruzada de alimentos.

Para limpiar puedes usar un paño seco y desinfectar con soluciones caseras hechas a base de vinagre, bicarbonato o limón. Evita el uso de químicos que puedan causar un daño o dejar residuos que generen contaminación.

Otro dato muy importante, es que se debe evitar en lo posible dejar rastros de humedad, así que asegúrate de secar el mueble muy bien con un paño seco o papel absorbente y deja ventilar antes de abastecer la despensa nuevamente.

2. Resguarda tus alimentos adecuadamente

Algunos expertos recomiendan mantener algunos productos en su empaque original, y sí, es una afirmación válida para frascos de vidrios y enlatados, pero los productos que se encuentran en cartones, bolsas o plásticos, lo mejor es pasarlos a frascos herméticos, ¿la razón? Es que algunas plagas e insectos, como las polillas, tienen la capacidad de romper estos empaques para ingresar y contaminarlos; y si ya viene contaminado del supermercado, pueden romperlos para invadir otros alimentos.

Debemos tener muy presente este punto, especialmente con los alimentos más vulnerables, entre los que podemos mencionar harinas, pastas, legumbres, arroces y otros cereales, que sirven de hogar y alimento a estas alimañas.

Otro recomendación a tener en cuenta, es preferir frascos de vidrio, ya que proveen mayor protección que otros materiales, como el plástico.

3. Cuidado con lo que metes en la despensa

Muchas veces las plagas llegan a nuestra despensa por productos contaminados que vienen directamente del supermercado, ya que los alimentos pasan por muchos lugares antes de llegar a casa, por lo que están propensos a contaminarse en diversos tramos de su camino a la despensa.

Algunas de estas plagas son imperceptibles a simple vista, por ello te recomendamos revisar bien cada producto agrícola antes de meterlos al carrito de compra; y antes de guardarlo en la despensa, échales un último vistazo.

Es por esta razón que es tan importante la recomendación que te dimos en el punto anterior y emplear frascos herméticos, preferiblemente de vidrio.

4. Usa repelentes contra plagas invasoras

Uno de los mayores males que afecta una despensa, son las plagas e insectos, por eso, para mantenerla lo más protegida posible, utiliza repelentes que alejen a estos desagradables invasores.

Cada plaga reacciona a diferentes estímulos, pero algunos de los repelentes naturales te pueden ayudar a alejar diferentes tipos de alimañas, como el laurel, la cebolla, las especias, la lavanda y otras hierbas aromáticas.

5. Mantén la limpieza y el orden de la despensa

Aunque hagas la limpieza y desinfección profunda una vez por mes, esto no quiere decir que descuides la despensa el resto de los días, ¡al contrario! Debemos tratar de mantenerla lo más limpia posible para evitar atraer insectos y deteriorar el mueble. Por eso, pasa un paño seco para retirar restos de alimentos que puedan derramarse cada vez que saques o metas productos para cocinar o abastecer.

6. Mantén la limpieza de los alrededores

De nada sirve tener la despensa limpia, desinfectada y ordenada, si el entorno no está igualmente cuidado. Es muy importante que toda la cocina y alrededores se mantenga lo más limpia y ordenada posible, dejando todo el su lugar e impecable cada vez que cocines o des cualquier otro uso a este espacio.

Cuido mi Despensa por el bienestar de tu familia

En Cuido mi Despensa nos preocupamos por ayudarte a mantener la despensa, cocina y el hogar en general en buenas condiciones, ya que así mantenemos el bienestar de nuestros seres queridos, por eso te invitamos a visitarnos frecuentemente y estar al tanto de todas las novedades que publicamos para ti, ¡vuelve pronto!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA