La primavera es una de las estaciones preferidas por la mayoría de la gente, ya que dejamos atrás el frío del invierno y empiezan a aparecer las flores, el pasto y vegetación que abunda en buena parte de nuestro país.

 

Sin embargo, la primavera también es una época compleja debido a que cambia el ambiente, suben las temperaturas y los primeros insectos ya empiezan a hacer su labor de recolección . Además, las plantas liberan elementos que pueden ser dañinos para algunas personas.

 

Entonces, la pregunta fundamental es ¿La primavera afecta a los alimentos de mi despensa? La respuesta es que si afecta al medio ambiente, también llegará a tu despensa. Por lo mismo, debes tener ciertos cuidados que te explicamos acá, para que no tengas problemas después.

 

1.- Cuida la entrada del polen a tu casa

 

El polen es uno de los elementos más contradictorios del ambiente. Si bien es vital para las plantas y las flores, suele ser muy dañino para algunas personas debido a que produce alergias. Por lo mismo, debemos tener ciertos cuidados con la entrada del polen a nuestra casa.

 

Como ya está el ambiente está más fresco, obviamente se ventilan mucho más las habitaciones. Por lo mismo, es bueno vigilar qué elementos están ingresando constantemente a nuestros hogares.

 

Lo ideal es tener nuestros alimentos más sensibles en frascos duros y de vidrio. Solo así evitaremos que cualquier insecto o elemento se refugie o contamine los elementos de nuestra cocina.

 

2.- Busca indicios de insectos en tu despensa

 

Cuando ya asoma la primavera, también asoman los insectos que buscan alimento. Salen de sus huevos para convertirse en larvas, por lo que ya son más fáciles de detectar, pero a la vez mucho más peligrosos porque el contagio a nuestros alimentos puede ser mayor.

 

Lo más importante es mantener los muebles de nuestra despensa bien limpios, sin rastros de huevos que puedan afectar a cualquier elemento almacenado. Además de esto, si se detecta alguna larva rondando a nuestros alimentos, debe ser eliminada de inmediato, además de inspeccionar su origen y revisar cada uno de los alimentos que tenemos en nuestra despensa.

 

Lo más probable es que en el mismo lugar en que se detecta una larva, hayan muchas más esperando para salir o que ya hayan salido para convertirse en insectos maduros.

 

3.- Revisa bien los alimentos de temporada antes de almacenarlos

 

La primavera también nos trae muchos alimentos de temporada, que ya pasaron el frío y que están listos para un plato fresco en estos meses.

 

Como empiezan a aparecer los frutos como las frutillas, frambuesas, arándanos, entre otros. Es importante que los revisemos extensamente cuando lleguen a nuestro hogar, por si existe algún insecto escondido que pueda afectar a nuestra despensa.

 

Además, estos alimentos son de inmediato consumo o utilización, debido a que el medio ambiente los daña fácilmente. Lávalos bien al llegar a tu hogar y empieza a consumirlos.

 

Con estos tres consejos ya estás listo para pasar la primavera con tus alimentos seguros. Sigue los consejos de Cuido Mi Despensa y mantendrás tu cocina sana. ¡Lee más aquí!

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA