Las viviendas están constantemente expuestas a todo tipo de plagas que pueden afectar la salud y la integridad de sus habitantes. Además que algunas en particular, como las termitas, pueden perjudicar la estructura de la edificación y algunos muebles. Por ello la importancia de detectar y atacar este tipo de problemas a tiempo.

 

1. Plagas más comunes en el hogar

plagas

 

Las plagas más comunes provienen del exterior. Muchas de ellas frecuentan las despensas en busca de alimento, pudiendo no solo contaminar y afectar los productos, sino también utilizarlo para reproducirse y propagarse. Algunas de las plagas más frecuentes que suelen hallarse en el hogar son las siguientes:

 

1.1 Larvas

Con las altas temperaturas del verano, se estimula la reproducción de las larvas de polilla, por lo que no es de extrañarse que te topes con estos desagradables huéspedes en tu despensa. Son varios los tipos de polilla que puedes encontrar. Sin embargo, la mejor manera de evitarlos es tomando medidas de precaución.

 

Esta plaga suele llegar a la despensa en productos contaminados provenientes del supermercado, por lo que se debe tener cuidado en la selección de nuestra mercadería.

 

1.2 Polillas

Las larvas de las que hablamos en el punto anterior se transforma rápidamente en polillas. Estas no son mariposas, se diferencian de éstas en varios aspectos, como por ejemplo en la forma de sus alas. Son de rápida reproducción, por lo que si detectas su presencia en  casa, debes actuar con velocidad.

 

Estos desagradables invasores no implican un peligro real para tu familia, ya que no son tóxicas ni tienen efecto negativo directo en las personas, porque no tienen aguijón, veneno o mandíbula.

 

1.3 Hormigas

Las hormigas aparecen comúnmente en el verano. Invadirán tus alimentos y atacarán tus plantas para almacenar alimentos en su madriguera. Si notas la presencia de una, ten por seguro que pronto aparecerá un gran grupo de ellas, y lo peor es lo invasivas que pueden ser, ya que pueden estar presentes en todas las habitaciones y atacar todo tipo de materiales incluyendo tus telas, deteriorando cuanto encuentren a su paso.

 

1.4 Cucarachas

Además de desagradables, las cucarachas son poco saludables, portadoras de bacterias que a diferencia de las polillas, larvas u hormigas, si pueden afectar la salud del núcleo familiar. Son insectos fuertes, capaces de sobrevivir ataques nucleares, por lo que combatirlas puede ser sumamente difícil. Por esta razón es necesario evitar su aparición en el hogar.

 

1.5 Ratones

Aunque son más comunes en jardines y patios amplios, los ratones, al igual que las cucarachas, son difíciles de exterminar e implican un riesgo para la salud de los habitantes de una vivienda, ya que pueden transmitir infecciones y enfermedades como la salmonella. Además de esto, pueden dañar la estructura, y contaminar alimentos, que a diferencia de la contaminación causada por larvas y polillas, esta no es recuperable.

 

2. Riesgos que conllevan las plagas 

 

Como hemos mencionado en los puntos anteriores, las plagas conllevan riesgos a la salud. Unas son más riesgosas que otras, aún así lo más recomendable es evitar todo tipo de bichos indeseables dentro del hogar. Algunos de los riesgos que implican son los siguientes:

 

2.1  A los alimentos

Las plagas que invaden nuestros hogares lo hacen buscando alimento y refugio. Pero mientras lo hacen, contaminan nuestros alimentos, dejándolos algunas veces inutilizables e irrecuperables, lo que implica pérdidas que tienen repercusiones en el bolsillo.

 

Si las plagas han contaminado los alimentos y no nos damos cuenta, puede causar estragos en la salud, perjudicando a aquellos miembros más indefensos del núcleo familiar, como los niños y adultos mayores.

 

2.2 A la salud

Cada una de las plagas implican riesgos distintos y en diferentes medidas. Una de las grandes causales de estos riesgos, derivan del contacto que tienen estos bichos con microbios y bacterias, que transmiten a los habitantes de la vivienda por contacto directo o indirecto, o bien por la contaminación de los alimentos que ingerimos, causando enfermedades, infecciones e incluso alergias agudas producidas por las pulgas que algunos de estos invasores como los ratones suelen poseer.

 

2.3 A la vivienda

Algunas plagas, por más inofensivas que parezcan, pueden afectar las estructura de la vivienda y los muebles que en ella se encuentran. Los roedores como ratas y ratones, e incluso las cucarachas, pueden roer elementos estructurales o decorativos, sin mencionar el efecto que pueden tener las termitas en tabiques, muros, paredes y otros tipos de divisiones hechos de madera.

 

3. ¿Cómo evitar y eliminar las plagas del hogar?

plagas

 

Existen muchas formas y maneras de evitar la aparición de plagas de todo tipo, y aquí te daremos algunas recomendaciones.

 

3.1 Métodos de prevención

La mejor manera de evitar la aparición de plagas en nuestros hogares, es con la prevención, pero ¿cómo podemos prevenirlas?

 

Mantén los diferentes espacios limpios: haz aseo con regularidad, especialmente la despensa, no acumules trastes sucios, así no generarás focos de aparición de estas indeseables criaturas.

 

Almacena tus alimentos en frascos de vidrios: los frascos de vidrio son una de las mejores opciones para almacenar alimentos, recuerda que las plagas aparecen en busca de alimentos y mientras lo consigan seguirán estando presentes en el hogar.

 

Cierra los puntos que sirvan de entrada a estos bichos: sella grietas y agujeros por donde puedan ingresar a la vivienda. Recuerda que ellas suelen preferir espacios húmedos como cuartos de aseo, baños, lavaderos, cocheras, entre otros.

 

3.2 Eliminar plagas de forma casera

Existen diferentes métodos para eliminar las plagas de forma casera. Para ello, lo primero que se debe hacer, es identificar el tipo de plaga al que te estás enfrentando, así aplicar el método más adecuado para atacarlas.

 

Para esta segunda fase de ataque, puedes aplicar trampas, que son más inofensivas que los productos químicos que encontramos en el mercado para atacar bichos e insectos, y a la vez suelen ser muy efectivas, si se aplican de manera correcta.

 

Lo otro que puedes hacer, es colocar algunos repelentes en puntos estratégicos. Algunos elementos presentes comúnmente en el hogar, suelen hacer esta función. Por ejemplo, las hojas de laurel, menta gatuna o rodajas de pepino suelen espantar cucarachas, mientras que el vinagre hace lo mismo con las hormigas.

 

3.3 Lo que debo tener presente

En caso que tengas niños pequeños, especialmente si están en la etapa del gateo, o posees mascotas, debes evitar a toda costa el empleo de venenos e insecticidas, ya que tanto niños, como mascotas, podrían acceder a ellos e ingerirlos en un momento de descuido. Lo mejor que puedes hacer en estos casos es evitar exponerlos a peligros y aplicar métodos más seguros para ellos y tu tranquilidad.

 

4. Las plagas y la despensa

plagas

 

Este es uno de los espacios del hogar donde suelen encontrarse la mayoría de las plagas, ya que es una fuente constante de alimentos.

 

4.1 ¿Cómo detectarlas?

Detectar a estos huéspedes indeseables en la vivienda dependerá de muchos factores, como su habilidad para mantenerse ocultos ante la presencia de personas. Sin embargo, siempre se hallaran indicios de la existencia de estos invasores.

 

Si sospechas la presencia de alguna plaga, puedes tender trampas para así confirmarlo. Igual de aconsejable es mantenerse alerta, y fijarse en los detalles que puedan dar indicios de la presencia de plagas, para actuar con prontitud.

 

4.2 Manera de proteger los alimentos

La mejor manera de proteger los alimentos es la siguiente: 

– Guárdalos en frascos de vidrios, así evitaras que sean contaminados.

– No compres productos de más. Comprando solo lo necesario corres menos riesgo de enfrentarte a una plaga, al mismo tiempo que ahorras dinero.

– Utiliza primero aquellos productos que estén por vencer, los productos vencidos son más  probables que atraigan algunas plagas, pudiendo incluso contaminar otros productos que aún están vigente.

– Asea regularmente la despensa a profundidad.

– Aplica métodos de resguardo y conservación de los alimentos según su naturaleza.

Estas son solo algunos de los cuidados que debes tener con tu despensa.

 

4.3 ¿Puedo utilizar un alimento que fue contaminado?

Los alimentos que han sido contaminados por larvas y polillas, pueden ser lavados y reutilizados sin ningún tipo de riesgos, ya que este tipo de plagas no son tóxicas. En estos casos lo recomendable es lavar bien los alimentos y consumirlos al instante. Si no deseas ingerirlos en ese momento, asegúrate de secarlos bien antes de almacenarlos, preferiblemente en frascos de vidrios.

 

No ocurre lo mismo cuando los alimentos son contaminados por otro tipo de plagas como cucarachas y ratones, ya que estos suelen estar en contacto con bacterias y microbios que sí implican riesgos a la salud.

 

5. Recomendaciones generales para evitar aparición de plagas

plagas

 

Como se ha mencionado en párrafos anteriores, hay muchas maneras de evitar la aparición de plagas.

 

5.1 Compras conscientes

No adquieras productos que no necesitas. Ten presente que muchas de las plagas llegan a tu hogar proveniente de productos contaminados que adquieres en el supermercado. Además de esto, mantener alimentos por mucho tiempo en la despensa suele atraer algunos bichos.

 

5.2 Uso de productos químicos

Aunque pueden ser eficiente en algunos casos, estos pueden contaminar aún más los alimentos debido a su composición tóxica, además de esto, implican un riesgo para tu salud y la de los tuyos. 

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA