Polilla, despensa y alimentos es una alineación que no querrás tener en casa, porque como hemos mencionado en artículos anteriores, las polillas no son tóxicas ni representan un peligro real para las personas, pero son desagradables y originan verdades plagas difíciles de erradicar, ya que se propagan con rapidez y esconden con facilidad; es por esto que aquí te daremos algunos consejos para evitar este terrible dolor de cabeza.

Polilla, despensa y mercadería = plaga segura

Ninguna plaga es buena y menos si se encuentra dentro del hogar, por eso lo mejor que puedes hacer para evitar este mal, es tomar medidas de precaución y si ya está presente ataca de manera inmediata ¿cómo hacerlo? ¡Aquí te lo diremos!

Limpieza constante

Mantén siempre limpio los espacios donde almacenes comida, especialmente la despensa. Trata en lo posible de hacer una limpieza profunda por lo menos una vez al mes y trata de extender este hábito a toda la cocina.

Utiliza desinfectantes

Existen infinidad de productos desinfectantes que eliminan todo rastro de polillas o sus larvas (en caso de que las haya), y lo mejor de todo es que no tienen que ser precisamente químicos o productos que puedan contaminar alimentos, ya que tienes la opción de hacerlos de forma casera. Estas alternativas “hechas en casa” son más sencillas e igual de eficientes que las adquiridas en tiendas.

Almacena tus alimentos adecuadamente

No basta con mantener los productos sellados, ya que podrían romperse, haciendo que las polillas accedan a ellos y los contaminen con sus larvas. Por esta razón lo mejor que puedes hacer es recurrir a envases que cierren herméticamente (preferiblemente de vidrio) y guarda allí por lo menos aquellos alimentos que sean más vulnerables, como arroz, cereales, harinas, legumbres, entre otros.

Actúa de inmediato

Apenas detectes la presencia de una polilla, ¡toma cartas en el asunto y eliminala! Tan solo un minuto es suficiente para que estas indeseables inquilinas dejen la semilla que invadirá tu despensa y cocina en general, lo que con el tiempo se convertirá en un terrible dolor de cabeza para ti y los tuyos.

Fíjate bien en los focos

Estos insectos suelen ser atraídos por focos de luz, por eso fíjate en las ampolletas para detectar la presencia de polillas. Una sola de ellas puede comenzar una verdadera catástrofe.

Detalla los productos que compres

Un producto alimenticio ligeramente roto o abierto que compres en tiendas o supermercados, representa un mayor riesgo de trasladar plagas a tu hogar. La mayoría de las polillas, larvas y otras plagas que invaden nuestra cocina, provienen de estos alimentos defectuosos; por ello inspecciona muy bien lo que estás comprando y cerciórate de que esté en buen estado.

Te puede interesar: Encontré larvas de polilla en la despensa ¿qué debo hacer?

Puedes leer: ¿Polillas en casa? Aquí te diremos lo que debes saber.

¡Adiós polilla! Despensa y cocina libre de plagas con Cuido mi Despensa

En Cuido mi Despensa nos preocupamos por el bienestar de la familia chilena, por eso nos esforzamos por brindarle a todos nuestros lectores los mejores consejos y recomendaciones para mantener el hogar libre de plagas y los alimentos aptos para el consumo sano.

Visítanos con frecuencia y entérate de todas las novedades que constantemente publicamos para ti.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA