Los gorgojos son una de las plagas más frecuentes en nuestra despensa. Ya habíamos hablado anteriormente que los gorgojos no son lo mismo que las larvas, pero que pueden causar un daño similar en nuestras legumbres.

 

Estos insectos son abundantes en Chile, y suelen esconderse dentro de nuestras legumbres. En especial, dentro de los porotos y garbanzos, ya que es donde suelen depositar sus huevos, por lo que es fundamental cuidar de ellos en este tiempo, ya que solemos usar mucho este tipo de ingredientes para platos de otoño e invierno.

 

Sin embargo, con algunos tips podemos evitar su aparición en nuestras legumbres y alimentos que guardamos en nuestra despensa. Los gorgojos son insectos que pueden ser repelidos y eliminados, pero siempre debemos vigilar su aparición, ya que pueden propagarse fácilmente. Lee estos datos:

 

1.- Seca bien tus legumbres:

 

Lo ideal para esta época es comprar legumbres en estado seco. Durante el verano solemos comer porotos en estado fresco, pelarlos en nuestra casa sin problemas y comerlos a los pocos días. Sin embargo, estos productos vienen húmedos y son propensos a tener gorgojos si los guardamos, ya que ellos suelen esconderse dentro de las legumbres donde ponen sus huevos.

 

Si vas a secar legumbres frescas, debes hacerlo en un deshidratador u horno de secado. No es recomendable hacerlo al sol debido a que pueden contagiarse de otros insectos y traernos más problemas.

 

2.- Guarda tus legumbres en frascos herméticos

 

Tal como hemos explicado anteriormente, el paso fundamental es evitar dejar las legumbres en sus envases de bolsa tradicional, ya que un gorgojo puede entrar a ellos y poner sus huevos. Las bolsas son muy volubles a romperse, aunque parezcan duras, ya que suelen hacerse de material reciclable.

 

Usa frascos herméticos de vidrio o plástico duro, que no puedan ser penetrados por algún bicho o parásito. Si se llega a meter cualquier insecto, independiente de su tipo, sirve de entrada a otros animales para que entren y contagien tus alimentos. Es decir, podrías encontrar no solo gorgojos, sino larvas y gusanos.

 

 

3.- Elimina los alimentos si tienen gorgojos

 

Si notas que algún alimento tiene gorgojos, debes eliminarlo inmediatamente, para evitar que se metan a otros ingredientes y pongan ahí sus huevos. Lo importante es vigilar y estar atento a cualquier indicio que pueda mostrar algún daño de tus legumbres.

 

Cuando elimines esos alimentos contagiados, coloca los otros en un congelador por un mínimo de 24 horas. Así, los huevos serán eliminados ya que el frío es letal para ellos. Al colocarlos, debes tener cuidado que no le caiga hielo que pueda generar humedad posteriormente y dañar permanentemente nuestras legumbres.

 

4.- Evita la humedad cercana a tus legumbres

 

Los gorgojos se sienten atraídos por la humedad, así que cualquier bolsa de legumbres que se encuentre en habitaciones con un alto índice de vapor o agua, puede ser afectada por estos insectos.

 

Nunca es recomendable tener estas bolsas en la cocina, ya que es una de las habitaciones con más humedad de la casa, por el vapor que hacemos cuando cocinamos. Saca las legumbres de ahí y déjalas en un lugar fresco y seco.

 

Sin los gorgojos, tendrás platos deliciosos de legumbres para este otoño e invierno, sanos para toda tu familia.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA