Existen pocos tipos de polilla que pueden aparecer en tu casa, especialmente en la cocina, y aunque no impliquen un peligro directo a la salud, representan un riesgo a la higiene de tus alimentos, textiles y otros elementos, causando pérdidas económicas y desagrado, así que aquí te presentaremos cuáles son aquellas más comunes que se suelen encontrarse dentro del hogar y algunas acciones que puedes tomar para combatirlas de forma segura y eficiente.

Los tipos de polillas más comunes en el hogar

Algunas polillas llegan a la cocina y dejan sus larvas, iniciando las temidas plagas que pueden ser muy difíciles de eliminar, si no se toman las medidas correspondientes y de manera oportuna y otras tienen la capacidad de causar daños irreparables en tu ropa; por eso es sumamente importante detectar aquellas que representan un riesgo y arrancar el problema de raíz. Entre las más comunes que podemos hallar son:

La polilla de la fruta seca

Esta polilla también es conocida como polilla india de la harina y representa la polilla más común en una despensa afectando todo tipo de alimentos, especialmente productos como cereales, semillas, harinas y legumbres, por eso ante el más mínimo indicio de su presencia procede a eliminarlas para evitar que se propaguen.

Puedes leer: Polilla india de la harina: 6 consejos para prevenirla.

Polilla de la ropa

Son mucho más chicas que la polilla india de la harina. Presentan coloración uniforme en las alas; causan agujeros en la ropa hasta el punto de dañarlas por completo. Se alimentan de materiales naturales como la lana y el cuero, por lo que no suelen representar riesgos para los alimentos de la despensa, pero sí para tu armario.

Polilla de la ropa formadora de saco

Como su nombre lo indica, es una polilla que afecta los textiles al igual que la polilla de la ropa; se le conoce como plaga de la lana almacenada, aunque también se alimentan de muchas otras fibras. Para reconocerla, fíjate bien en su aspecto, ya que posee alas con pelos largos en los laterales, puntos oscuros en las alas anteriores y pelos rojizos en la parte superior de cabeza.

Maneras de prevenir los diferentes tipos de polilla

La mejor manera de prevenir todo tipo de polillas, es la prevención. Para evitar aquellas que afectan a los alimentos, lo que se debe hacer es limpiar la despensa y todas las áreas de la cocina constantemente, almacenar los alimentos en frascos herméticos y no comprar productos rotos o abiertos. Mientras que para prevenir las polillas de la ropa, la técnica básicamente es la misma: la higiene.

Sí, de bebe lavar y secar bien todas las prendas antes de guardarlas, especialmente si van a estar en el closet por largos periodos de tiempo. Evita guardarlas sucias, con restos de alimentos o cualquier residuo que hayan dejado sobre ti tus mascotas, especialmente si estarán en las áreas más oscuras del ropero, porque estas polillas prefieren desenvolverse en espacios con poca luz.

¿Cómo eliminarlas?

Prefiere productos caseros para asegurarte de no esparcir químicos contaminantes en tu hogar ni sobre tus alimentos, especialmente si hay niños y mascotas en casa. algunos productos cotidianos nos ayudan con la labor de espantar estas molestas invasoras, como: cáscaras de naranja y limón, hojas de laurel, eucalipto, lavanda, tomillo, menta, ajo, alcanfor blanco, el vodka, entre otros.

Te puede interesar: ¿Polillas en casa? Aquí te diremos lo que debes saber.

En Cuido mi Despensa nos complace poder brindarte todo tipo de información sobre diferentes métodos de prevención, para tener tu hogar libre de plagas, como las polillas. Nos encanta darte recomendaciones para mantener una adecuada higiene de la despensa, cocina y otros espacios. Visitanos constantemente y entérate de las novedades que con frecuencia publicamos para ti.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA