La fruta picada es una excelente opción de colación. La puedes llevar al trabajo, al gimnasio, a la plaza, donde sea, pues además de ser rica en nutrientes, es fácil de transportar.

 

El problema es que se oxida rápido. Cambia de color, pierde propiedades, y tus ganas de comerla disminuyen.

 

Pensando en eso, en Cuido Mi Despensa te mostramos seis fáciles trucos para que conserves tu fruta en perfecto estado. Así podrás consumirla con su aspecto fresco y disfrutar de todos sus nutrientes.

La oxidación de la fruta picada

Se produce cuando los frutos se cortan, y quedan expuestos al aire.

Cuando esto ocurre, los pedazos se decoloran tomando un tono más oscuro, tipo marrón.

De ahí en adelante, el proceso continúa hasta que se oxidan por completo.

¿Por qué ocurre?

Porque al cortar la fruta, se parten sus células, las cuales al entrar en contacto con el aire, se oxidan.

¿Es peligroso para la salud?

No, porque no hay evidencia científica que lo demuestre.

Entonces, ¿por qué evitar que la fruta picada se oxide?

Porque la oxidación le quita sus nutrientes, haciendo que deje de ser beneficiosa para la salud.

 

Por eso, la recomendación es siempre consumirla en su estado normal, para así disfrutar de todas sus propiedades.

6 trucos para impedir que la fruta picada se oxide

1. Revisa el cuchillo

Es muy importante que lo hagas, ya que si el filo está oxidado, contaminará la fruta, acelerando su proceso de oxidación.

2. Recompone los trozos de fruta

Tal como mencionamos, la fruta picada se oxida porque se parten sus enzimas. Para disminuir este efecto, un buen truco es juntar sus pedazos para evitar que entren en contacto con el aire. Ayúdate de un elástico si es necesario.

3. Ponle gotas de limón

La mejor forma de retrasar el proceso de oxidación es aplicar antioxidantes. El limón es una excelente opción, pues tiene un alto poder aclarante, que evita que la fruta se decolore. Unas gotitas sobre los pedazos recién cortados, y listo.

4. Fíjate en el cerrado

Chequea los envases donde guardas tu fruta. Si lo haces en recipientes herméticos, revisa que estén correctamente tapados; en el caso de que optes por bolsas al vacío, retírales el aire antes de sellarlas.

 

¿La razón? La fruta se oxida al entrar en contacto con el ambiente.

5. Lávala con agua

Sumerge la fruta recién picada en un bowl con agua y añádele un chorro de jugo de limón.

6. Envuélvela en una servilleta mojada

Si vas a consumir la fruta en un par de horas, un tip infalible es envolverla en una servilleta húmeda, para evitar que entre en contacto con el ambiente. Retírala solo antes de consumir.

Te recomendamos: ¿Cómo conservar las frutillas por más tiempo?

 

Ya conoces los tips para que tu fruta cortada se mantenga en buen estado. Sigue al tanto sobre este y otros temas de conservación y alimentación saludable, aquí.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA