Limpiar el colchón es una actividad muy poco practicada en el hogar. Sin embargo, deberíamos hacerlo frecuentemente para evitar la propagación de bichos desagradables como los ácaros o chinches de cama. Es por ello que aquí te daremos algunas recomendaciones para que hagas lo debido y dejes tu colchón y otros textiles relucientes.

Limpiar el colchón y otros textiles como hábito

Sí, no solo debemos limpiar el colchón, sino también otras piezas textiles como sofás, cojines, almohadas, entre otros; así resguardar la salud del entorno familiar, ya que los ácaros se alimentan de piel muerta y por ello se alojan en la superficie de estos textiles.

El mayor problema es que estos desagradables huéspedes son prácticamente imperceptibles a la vista humana, haciendo indispensable hacer una limpieza profunda de estos enseres, así que sigue estos consejos para hacerlo de forma adecuada.

1. No mojemos el colchón

Para limpiarlo necesitarás un jarrón de agua fría y un chorrito de detergente líquido para hacer bastante espuma. Es esa espuma la que usarás para limpiar la superficie del colchón, comenzando por las manchas si las hubiere. Para ello ayúdate con una esponja haciendo movimientos circulares, luego retira la espuma con un trapo seco.

2. Usa bicarbonato de sodio y agua oxigenada

Esparce bicarbonato de sodio por toda la superficie del colchón, sofá, cojines o almohadas de manera uniforme. Luego vacía en un atomizador agua oxigenada y espárcelo de manera uniforme. Si no tienes agua oxigenada, puedes utilizar vinagre. De cualquier forma, deja actuar esta preparación por alrededor de 45 minutos, vuelve a rociar y frota con una esponja limpia.

3. Sacude y pon a secar de ser necesario

Una vez que hemos limpiado el colchón a profundidad, lo sacudimos hasta retirar todo el bicarbonato. Si en el proceso tu colchón, cojín o sillón ha quedado humedecido, sécalo con un secador de pelo o ponlo a secar al sol si tienes la oportunidad, pero no uses ni vistas la cama hasta que toda la superficie esté totalmente seca.

4. No basta con limpiar el colchón

Para una mayor higiene, no basta con limpiar el colchón frecuentemente, también es indispensable que pongas en práctica algunos hábitos, como cambiar las sábanas periódicamente, preferiblemente una vez por semana.

Si tienes la posibilidad de colocar tu colchón al sol ponlo a ventilar cada vez que puedas y haz esta limpieza profunda cada 4 o 6 meses, o por lo menos 2 veces al año, así eliminarás gérmenes que pueden ser peligrosos.

Te puede interesar: ¿Tienes chinches de cama? 5 tips para identificarlos.

Puedes leer: ¿Cómo eliminar chinches en el hogar?

Haz tu parte para el cuidado de tu familia

Recuerda que cuando se trata de cuidar tu salud y la de tu familia, ninguna acción es poco importante, así que anímate a hacer este tipo de limpieza y hazlo un hábito. En Cuido mi Despensa nos preocupamos por ti, por eso queremos ofrecerte nuestras mejores recomendaciones. Mantente al tanto de nuestro blog para más consejos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA