¿Has visto polillas en la cocina? ¡Mucho cuidado! Estas invasoras representan uno de los problemas más comunes y desagradables presentes en las despensa y los alimentos que allí se almacenan, las cuales, debido a su naturaleza escurridiza, pueden ser difíciles de erradicar; es por ello que ante la amenaza de polilla, cómo eliminarla y evitarla es algo que debemos saber y nosotros podemos darte algunos consejos que pueden ayudarte de manera efectiva.

Polilla: cómo eliminarla y evitarla

Lo primero que debemos hacer es no caer en desesperación ante la presencia de una polilla, cómo eliminarla no tiene porqué ser un dolor de cabeza mayor de lo que ya es. Eso sí, tampoco debemos tomar la situación a la ligera; simplemente toma cartas en el asunto, sin prisa, pero sin pausa y aplica los consejos y recomendaciones que te presentamos a continuación.

Vacía la despensa

Este debe ser el primer paso. Es indispensable que retires todos los productos de la despensa y la dejes completamente despejada para así poder realizar los siguientes pasos del proceso de erradicación definitiva.

Examina cada uno de los productos

Revisa detalladamente todos y cada uno de los productos que has sacado de la despensa para detectar rastros de polillas o sus larvas, especialmente en aquellos más vulnerables a ser contaminados, como harinas, arroces, legumbres y similares.

¿Qué hacer si hay alimentos infectados?

Algunos alimentos como el arroz y legumbres pueden recuperarse, solo debes lavarlos bien, dejarlos secar y contenerlos en frascos herméticos para evitar que se vuelvan a contaminar. Las harinas pueden ser un poco más difíciles de recuperar; si consideras que un determinado producto está irremediablemente perdido, mételos en una bolsa y deséchalos de manera inmediata, no los dejes en los tachos de basura dentro de casa.

Descontamina la despensa

La mejor manera de erradicar el problema de raíz es realizando una limpieza y desinfección efectiva de la despensa. Puedes aplicar desinfectantes caseros hechos a base de agua y vinagre, bicarbonato o limón, eso sí, asegúrate de dejar estos espacios bien secos. Puedes dejarlos abiertos un rato para que entren corrientes de aire antes de almacenar todo de nuevo.

Limpia los productos

Antes de resguardar los productos nuevamente en la despensa, límpialos muy bien para así hacer una limpieza más profunda.

Uso de insecticidas

Si quieres aplicar insecticidas mata polillas de los que se pueden conseguir en el supermercado para realizar una desinsectación más completa, ten mucho cuidado. Recuerda que estos productos contienen químicos que pueden afectar los alimentos y causar alergias o intoxicación, por eso aplícalos con precaución y sin dejar que entren en contacto con los alimentos, aunque estos estén sellados en su empaque.

Te puede interesar: Desinsectación segura de la despensa: ¿cómo hacerlo?

Polilla, ¿cómo eliminarla antes de que reaparezca?

¡Usando repelentes caseros! Una vez que hemos erradicado las polillas, limpiado y desinfectado la despensa correctamente, debemos prevenir su reaparición, para ello puedes recurrir a repelentes caseros, como cáscaras de naranja y limón, laurel, bolsitas preparadas con especias, eucalipto, entre otros.

Puedes leer: Tips para prevenir la aparición de la polilla en tu despensa.

Cuido mi Despensa, pensamos en tu familia

La cocina y la despensa son parte esencial del hogar, ya que de allí salen los alimentos que diariamente servimos en nuestra mesa para alimentar a nuestra familia, por eso nos preocupamos por brindarte los mejores consejos para su cuidado. Visítanos frecuentemente para encontrar más consejos sobre cómo evitar este tipo de problemas y erradicarlos de forma efectiva.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA