La polilla puede ser la peor enemiga de tu despensa, ya que a pesar de no ser tóxica e inofensiva para el ser humano, puede ser muy invasiva y difícil de erradicar, por ello lo mejor es prevenir su aparición. Aquí te daremos algunos consejos y recomendaciones para que este desagradable huésped no aparezca por tu cocina.

La polilla: una amenaza para tu despensa

Aunque suene exagerado, la verdad es que la polilla representa una de las mayores amenazas para la integridad de tus alimentos, que además de alimentarse de ellos, anidan allí, depositando sus larvas y generando una plaga de la que te costará deshacerte, si no tomas acciones a tiempo. La mejor acción que te podemos recomendar, es la prevención, para ello considera los siguientes tips.

1. Evita adquirir productos sospechosos

Todos los productos que encuentres abiertos o parcialmente roto en el supermercado, es una amenaza potencial, ya que allí mismo pueden ser receptores de lavas u otras plagas, que transportaran a tu casa sin que sospeches nada, así que asegúrate de revisar bien cada producto antes de colocarlo en tu carrito de compra.

2. Resguardar productos potenciales de manera segura

Los productos más propensos a recibir como huésped este tipo de plagas son las harinas, cereales, granos y arroz, por lo que lo mejor que puedes hacer, es contenerlos en recipientes herméticos, antes de resguardarlos en la despensa. Para estos fines prefiere utilizar frascos de vidrio.

3. Limpieza profunda y constante

La higiene es clave para evitar que tu cocina sea un foco  de expansión de este y cualquier otro tipo de plagas. Haz el esfuerzo de limpiar tu despensa a profundidad por lo menos una vez al mes y desinfectarla para así, en caso que exista ya una posible amenaza, la erradiques antes de que prolifere.

4. Toma acciones inmediatas

¿Has visto polillas revolotear cerca de algún foco dentro de tu casa? Entonces… ¡Es momento de actuar! Los focos de luz son tu mejor aliada para detectar la presencia de la polilla en tu casa. Apenas notes su presencia procede a eliminarla e inspeccionar bien tu despensa y haz la limpieza y desinfección de este espacio lo más pronto posible.

5. No dejes rastros de alimentos

En ocasiones al tomar un producto de la despensa, se puede derramar un poco, dejando un rastro que puede guiar a la polilla directo a su objetivo: la despensa. Por ello ten cuidado al manipular tus alimentos y si has derramado un poco, descuida, solo limpialo bien y asegúrate de no haber dejado migajas de nada.

Te puede interesar: ¿Por qué aparece la larva de polilla en la cocina?

Puedes leer: ¿Quieres saber cuánto vive una polilla?

La polilla no es una mariposa

Aunque tengan un aspecto similar, no debes confundirte, la polilla no es una mariposa que revolotea en las flores de tu jardín o balcón; es una plaga que te hará perder dinero si se instalan en tu hogar. Además de ello, representan una desagradable imagen en tu cocina y denota fallas en la higiene de estos espacios, por ello toma acciones oportunas y mantén tu hogar libre de esta amenaza.

En Cuido mi Despensa nos preocupamos por ti y tu familia, así que visítanos constantemente para enterarte de todas las novedades que publicamos para ti.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA