El almacenamiento de alimentos es una actividad recurrente, pues la hacemos todos los días. El problema es que al tenerla tan automatizada, en ocasiones incurrimos en errores casi sin darnos cuenta. 

 

¿No lo crees? Mira estas seis cosas. 

La importancia de un buen almacenamiento de alimentos 

Guardar correctamente la comida es esencial, principalmente por tres razones: 

1. Conservar las propiedades de los productos 

Cuando los alimentos se almacenan incorrectamente, dejan de estar frescos, y la primera señal de ello es que pierden su sabor y propiedades nutricionales. 

2. Evitar enfermedades

Los alimentos mal almacenados pueden contaminarse con bacterias que ponen en riesgo nuestra salud, pues podemos desarrollar afecciones como alergias, gastritis e intoxicación alimentaria. 

 

Te recomendamos: ¿Qué es la intoxicación alimentaria? 

3. Ahorrar dinero 

Cuando detectas que tus alimentos están en mal estado, los botas, lo cual además de incrementar la cantidad de basura en tu hogar y el daño al medioambiente, hace que malgastes tus recursos en productos que finalmente no se consumen. 

 

Te recomendamos: El papel de la contaminación cruzada en el coronavirus 

 

banner CTA mayo

6 errores comunes en el almacenamiento de alimentos 

1. Conservarlos en el lugar incorrecto

Por regla general, los congelados se guardan en el congelador; las carnes, lácteos, huevos, frutas y verduras, en el refrigerador; y el resto, se almacena en la despensa. 

2. Olvidar mirar sus etiquetas

Es un gran error, porque las etiquetas indican las instrucciones de conservación de cada producto, así como también su fecha de caducidad.  Al no mirarlas, desconoces hasta cuándo puedes consumir un producto, sin que pierda sus nutrientes y signifique un riesgo para tu salud. 

3. Juntar alimentos crudos con alimentos cocidos 

Es muy común que se coloque un plato de carne cocida al lado de una lechuga, por ejemplo. ¿Cuál es el problema? Que el alimento preparado puede tener bacterias y traspasarla al alimento sano, aumentando el riesgo de que puedas desarrollar algún problema de salud. 

4. Preferir paquetes originales, en vez de recipientes cerrados 

Esto es especialmente importante en alimentos que se guardan en la despensa, como el arroz, las legumbres y la leche. ¿La razón? Sus envases originales hacen que sean más susceptibles de ser contaminados por plagas. 

 

Puedes leer: Polilla india de la harina: 6 consejos para prevenirla 

 

Por eso, lo mejor es vertirlos en recipientes cerrados, ojalá de vidrio, para así impedir que estos patógenos ingresen a tu comida, dañándola y poniendo en riesgo tu salud. 

5. Asear poco

Es un error muy común, sobre todo porque a veces no tenemos mucho tiempo para hacer un aseo profundo. 

 

Pero pese a eso, es muy importante hacerlo para mantener tu refrigerador, congelador y despensa, libre de bacterias. Lo ideal es que no esperes a que se vea sucia, porque las bacterias generalmente no se ven. Un ejemplo: si tienes un paquete de arroz con gusanos, estos dejarán restos en las superficies, lo cual terminará por contaminar otros productos. 

6. Limpiar sin desinfectar 

Es común que solo se froten las superficies con un trapo mojado. Pero eso no está bien. 

 

La regla dice que no hay limpieza sin desinfección. Y para ello, pasar un  paño húmedo no es suficiente. Después hay que aplicar un desinfectante que acabe con todas las bacterias existentes y finalmente, secar. Esto último es muy importante, para evitar la proliferación de hongos. 

 

banner CTA

Ya conoces los errores más comunes al almacenar alimentos. Sigue conociendo más consejos sobre conservación, para que disfrutes de tus productos por mucho más tiempo. 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA