Las verduras son alimentos sumamente saludables para nuestro organismo, sin embargo, una vez que han cumplido su ciclo de vida debemos desecharlas, ya que el consumo de algunas de ellas una vez que han caducado puede ser hasta peligroso.

 

Por ello queremos asesorarte para que sepas cuándo desechar las verduras que tienes en tu despensa.

Las verduras y su vida útil

Para nadie es un secreto los riesgos que conllevan el consumo de alimentos caducados y sus efectos en la salud, porque así como los objetos, los alimentos también tienen una vida útil y es muy importante saber cuándo consumirlas y cuándo no, para así evitar problemas con nuestro bienestar.

 

Te puede interesar: Maneras de conservar frescas las frutas y verduras por tiempo prolongado

 

Lo primero que debes considerar

No todos los alimentos con mal aspectos están caducados, de acuerdo con el Fondo ODS (Fondo para los Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la ONU, para evitar los desechos de comida en el mundo, debemos poner en práctica una serie de conductas que contribuyan a mejorar el mundo.

 

Una de esas prácticas consiste en no dudar de comprar frutas y verduras que no se vean en perfecto estado, ya que esos alimentos de aparente mal aspecto termina en la basura por no cumplir los estándares estéticos del mercado, asegurando que sus propiedades son igual de buenas que esos alimentos que lucen perfectos. Puedes leer más al respecto en el siguiente enlace.

 

Sin embargo, a pesar de esta afirmación, debes tomar en cuenta ciertos detalles de su aspecto y considerar la situación en que se encuentran.

La apariencia de las verduras

Antes de preparar los alimentos, detalla bien en qué condiciones se encuentran. Si notas una consistencia muy blanda, un cambio en su contextura y apariencia habitual deséchalas. Si están muy maduras o presentan manchas fuera de lo común no la consumas, esos son indicios que ya no es un alimento apto para su ingesta. Quizá esa verdura o vegetal tiene más tiempo en tu despensa de la que puedas recordar.

Las apariencias engañan

Algunas veces los alimentos parecen estar en buen estado, pero no es así. Por eso, revisa su interior, cortalas y asegúrate que están aptas para su consumo, con los alimentos nunca des nada por sentado, la prevención es la clave. Eso nos lleva al siguiente punto.

Interior de los alimentos

Si al cortar los alimentos percibes manchas fuera de lo común o sustancias sospechosas como hongo, moho o una babosidad, no la comas. Aunque parece bastante obvio, algunas personas piensan que con lavar los alimentos volverán a estar aptos para su consumo, sin tomar en consideración que algunos alimentos producen toxinas perjudiciales a la salud durante su proceso de putrefacción.

No tengas demasiada cantidad

Para ello, lo más aconsejable es que compres justo lo necesario. Organízate y planifica tus comidas, haciendo una lista lo más precisa posible, sin salirte de ella. Evita compras compulsivas, y así evitarás generar desperdicios de los alimentos, mientras al mismo tiempo ahorrarás dinero.

Primeros en entrar, primeros en salir

Este método de manejo de inventarios es tan válido en el hogar como en las empresas. ¿Qué quiere decir esto? Que debes consumir primero los alimentos que compraste con anterioridad.

 

Puedes leer: ¿Refrigerador o despensa? Alternativas y métodos de conservación de alimentos 

 

Es decir, cuando almacenes tus hortalizas en la despensa o el refrigerador, coloca al frente los productos más viejos para asegurarte de consumirlos primero, mientras los más nuevos se deben guardar al fondo.

 

En Cuido Mi Despensa nos preocupamos por ti, por eso te damos estas recomendaciones, ponlas en práctica y así contribuirás a no desperdiciar alimentos mientras cuidas tu bolsillo, pero lo más importante, cuidarás tu salud y la de los tuyos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA