No es un secreto que las frutas y verduras tengan un tiempo de caducidad bastante corto, es lo primero de nuestra compra mensual que suele a descomponerse con velocidad, incluso, son productos que debes comprar con una periodicidad semanal debido a su corta vida dentro de nuestra despensa.

 

Por eso, te queremos brindar algunos consejos prácticos y sencillos que ayudarán a tus alimentos a vivir mucho más tiempo, sea en tu refrigerador o tu despensa.

 

Las frutas y verduras del mercado a tu despensa

 

No todas las frutas y verduras se deben conservar de la misma forma, cada grupo de alimentos tiene su propia exigencia para mantenerse tiernos y en buen estado.

 

Generalmente solemos guardar la mayoría de estos productos en el refrigerador para que se conserven “frescos”, pero contrario a lo que podemos pensar, muchas veces esta práctica les resta calidad, por lo que el refrigerador no siempre es la mejor alternativa.

 

Te puede interesar: ¿Cuál es la mejor manera de conservar las legumbres?

 

  • No laves las frutas y verduras antes de almacenarlas

No es recomendable mojar tus productos antes de guardarlos, la humedad acelera el proceso de descomposición y contribuye a la proliferación de hongos y bacterias, si están muy sucias, limpialas con papel nova y un paño seco.

 

  • Evita la humedad

Como te comentamos en el punto anterior, la mayoría de frutas y verduras deben conservarse secos, por ello sería bueno colocarle servilletas de papel al fondo del contenedor donde guardarás tus vegetales.

 

  • Amantes de la humedad

Por el lado contrario, hay ciertos productos que adoran la humedad, como las coles (brócoli, coliflor, coles de bruselas) puedes guardarlas con el tallo sumergido en un recipiente de agua, los plátanos prefieren la humedad, pero en el refrigerador se pondrán marrones más rápido, por eso puedes envolver la base del tallo en plástico y dejarlos al aire libre.

 

  • A Temperatura ambiente

Coloca los tubérculos en un lugar seco donde reciban una corriente de aire, lejos de excesos d frío o de calor, en especial si son papas, tomates, pepinos, pimientos, mangos, duraznos, palta, estos últimos envueltos en bolsas de papel o periódico.

 

  • Directo al refrigerador

Hay otras frutas y verduras que requieren estar refrigeradas para mantenerse aptas para consumo por más tiempo como los vegetales de hojas verdes (lechuga, espinacas, apio), uvas, fresas, pepino.

 

Frutas y verduras

 

También puedes leer: Conservación de alimentos: 6 consejos para que duren más en el refrigerador

 

  • Alimentos del lado oscuro

Hay algunos alimentos como el ajo y la cebolla, que prefieren mantenerse almacenados en la oscuridad, guárdalos en cajones secos donde no les llegue mucha luz, pero que cuentes con una corriente de aire.

 

Como puedes ver, cada una de las frutas y verduras que adquirimos con frecuencia, tiene su propia forma de resguardarse, por lo que Cuido Mi Despensa te sugiere seguir estos sencillos pasos, para evitar desperdiciar alimentos, ahorrar dinero y el tiempo que inviertes en ir al supermercado.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA