Nadie quiere encontrar sus alimentos cubiertos de moho cuando abre el refrigerador. Lamentablemente es una de las cosas que pueden pasar si te descuidas, además esto se puede volver una fuente de bacterias de todo tipo. Es definitivamente necesario la conservación de alimentos. Otra cosa, no todos los alimentos deben guardarse en el refri

Pero para los que sí necesitamos refrigerar, aquí algunos consejos de conservación de alimentos que ayudarán a que duren más tiempo refrigerados:

1. Controla la temperatura

Esta es una de las primeras cosas que debes tener en cuenta. Si la temperatura cambia o se rompe la cadena de frío, es posible que surjan los microbios. La temperatura de la refrigerador no debe superar los 4 grados centígrados. En el caso de las verduras, las frutas y las hortalizas, la temperatura no debe bajar de 0 grados.

 

2. Mantén el orden y la limpieza

La seguridad de los alimentos será mayor si, además de organizarlos bien, te aseguras de que el espacio no quede sobrecargado, pues esto limita la circulación del frío. Otro punto importante es limpiar de inmediato si se derrama algún líquido, pues así le das menos oportunidad a las bacterias para que se desarrollen, también vas a evitar contaminar otros alimentos, o lo que se llama “contaminación cruzada”.

 

3. Coloca los alimentos donde corresponde

La parte baja es la zona más fría del refrigerador, por lo que es allí donde se deben guardar alimentos delicados como el pescado y la carne, que necesitan más frío. En los cajones debes poner las frutas y las verduras. Si las compraste en un paquete, sácalas de la bolsa porque en ella se humedecen y se estropean antes.

4. Lee las instrucciones de almacenamiento y las fechas de vencimiento de la comida

Cuando vayas de compras al supermercado tómate tu tiempo. Revisa lo que dicen las etiquetas acerca de las condiciones para refrigerar los alimentos. No olvides que algunos de ellos deben ser refrigerados después de abrirse. Esto pasa con las mermeladas, la salsa de tomate, la mostaza y la mayonesa, pero también con muchos otros alimentos. Lee antes de guardar o de comprar.

 

Refrigerador

5. Cerrar cualquier filtración que pueda hacer un cambio de temperatura

Los cambios de temperatura son muy dañinos para nuestros alimentos, porque estos son muy sensibles a generar microorganismos y bacterias. Con un corte de luz, lo mejor es que cerremos puertas y ventanas de la despensa, y no abrir el refrigerador hasta que la electricidad vuelva a trabajar con normalidad.

 

Cuidado de refrigerador

6. Usa empaques y recipientes para almacenar

Muchas veces, y por malas costumbres, las personas guardan los alimentos en los platos en los que estaban comiendo e inclusive en las ollas en las que los cocinaron. Esto en realidad no ayuda a la conservación de tus alimentos. Es necesario dedicarles un poco de tiempo, siempre empacarlos bien, y luego colócalos en recipientes de plástico o en bolsas con cierre hermético. Asegúrate de taparlos bien.

 

En Cuido Mi Despensa tenemos todos los consejos para que aprendas a proteger tus espacios. Conoce más, ¡acá!

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Copyright 2018. Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por AGENCIA DIGITAL CEBRA